El Fiscalía no recurrirá la libertad del jefe de los Mossos porque se le sigue investigando

  • Pese a pedir su encarcelamiento en la vista, el Ministerio Público acepta las medidas cautelares contra Trapero.

El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero

El mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero / Efe

La Fiscalía de la Audiencia Nacional no recurrirá el auto en el que la juez Carmen Lamela dejó el lunes en libertad con medidas cautelares al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, investigado por sedición, al considerar, entre otras cuestiones, que no es una decisión definitiva.

Tras la declaración de Trapero el pasado lunes como investigado, la juez Lamela decidió ponerle en libertad en contra del criterio de la Fiscalía, que pidió prisión provisional, si bien la magistrada le impuso como medidas cautelares comparecencias quincenales, entrega del pasaporte, prohibición de salir de España y la fijación de un domicilio y una persona de contacto para estar localizable.

Ese mismo día, la juez enviaba a prisión incondicional y sin fianza al presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez; y al de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Ahora el ministerio público, en un comunicado firmado por el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, explica que su decisión de no recurrir el auto reside en que "todas las medidas cautelares tienen un carácter provisional" y éstas pueden ser revisadas en un futuro.

En este sentido, la Fiscalía hace referencia al auto de libertad de Trapero, en el que la juez apuntaba que tomaba esa decisión "sin perjuicio de las posibles ampliaciones que puedan realizarse en el perímetro objetivo y subjetivo de las presentes diligencias".

Además, Carballo anuncia que se volverá a evaluar la idoneidad de otras medidas cautelares "una vez se amplíe, en su caso, el objeto del procedimiento y se incorporen nuevas diligencias".

Recuerda la Fiscalía que el auto de la juez se limita a la intervención de Trapero en los disturbios del 20 y 21 de septiembre a raíz de los registros de la operación que pretendía evitar la celebración del referéndum ilegal.

Y explica en este sentido que, pese a que la denuncia presentada en un primer momento por la Fiscalía hacía referencia únicamente a estos hechos, ya se han incorporado diligencias que se extienden más allá de esos días.

Según señalaba la juez en su auto, la actuación de Trapero esos días "no aparece todavía suficientemente perfilada hasta el punto de poderle vincular en este momento a hechos tan graves como los que esos días sucedieron, sin perjuicio de lo que pueda determinarse en una fase más avanzada de la investigación".

En este sentido, fuentes fiscales anunciaron el pasado martes que el ministerio público pedirá extender la investigación a Trapero al 1-O con un nuevo informe o bien con una ampliación de la primera denuncia que se refería solo al asedio a la Guardia Civil en el transcurso de la operación Anubis para impedir el referéndum.

La Fiscalía ha anunciado también que pedirá al juzgado de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, que investiga estos hechos, que se notifique de manera oficial el auto en el que se acuerdan medidas cautelares contra Trapero al Departamento de Interior de la Generalitat "a los efectos legales que sean oportunos".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios