estallido en el pp | la dirigente madrileña lleva al partido a una situación insostenible

Cifuentes sorteó el máster pero no el vídeo del robo

  • La ya ex presidenta de Madrid abre otra grieta en el PP y denuncia "un linchamiento" en su adiós

  • C's se desmarca de la moción de censura para elegir al socialista Gabilondo

Comentarios 39

Durante más de un mes anduvo esquivando la polémica del máster de la Universidad Rey Juan Carlos como pudo, aunque sin éxito a la vista de la petición de dimisión de Ciudadanos (C's), pero finalmente no pudo sortear un vídeo de 2011 publicado ayer por OK Diario en el que se ve a Cristina Cifuentes, presidenta de Madrid, robando dos botes de crema en un supermercado. La jefa del Ejecutivo madrileño convocó de urgencia una rueda de prensa para informar de su renuncia, en una convocatoria sin preguntas, y lamentar la campaña "contra viento y marea" hacia ella. Ahora bien, mantiene su escaño de diputada regional por el PP, según los escritos dirigidos a la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados.

Cifuentes afirmó que había tomado la decisión de dimitir tras semanas de polémica por su máster y que pretendía anunciarla el 2 de mayo, tras los actos institucionales de la comunidad, pero que precipitó tras publicarse la información del hurto. Ocurrió el 4 de mayo de 2011 en el supermercado Eroski que se encuentra cerca de la Asamblea de Madrid, de la que Cifuentes era vicepresidenta primera de la Cámara durante esa etapa.

Cifuentes indicó que su dimisión pretende evitar que "la izquierda radical" gobierne en Madrid y "ponga en riesgo" la gestión hecha por el PP en tres años de legislatura. Aseguró que el supuesto hurto fue un "error involuntario" y que el vídeo divulgtado ayer "ya se conocía" desde hace tiempo, "circulaba en las redacciones" e incluso la habían intentado "extorsionar" con él hace años, algo que denunció ante la Policía Nacional.

Considera Cifuentes que ha habido una "campaña de acoso y derribo" no ya para acabar con ella como presidenta del Gobierno regional, sino para "destruir a la persona" traspasando "todas las líneas rojas". "La tolerancia cero con la corrupción tiene un precio", dijo, antes de apuntar que el ataque contra su persona "probablemente forma parte de ese precio que hay que pagar". "Todos saben que he sido espiada, investigada, que se han hecho dosieres contra mi persona, y algunos circulan por las redacciones. Antes, mientras era delegada del Gobierno, y no sé si también mientras he sido presidenta", abundó. Estas informaciones, añadió, suponen "un paso más en la campaña" a la que dice que ha estado sometida desde hace "más de 35 días", en un "linchamiento" que se ha mantenido "mañana, tarde y noche, por tierra, mar y aire", una campaña "dura" en la que "se han traspasado unas líneas rojas evidentes y se ha llegado indudablemente a un ataque personal" contra ella.

Fuentes del PP nacional apuntaron que el partido ya trabaja en una salida para que Cifuentes abandone también su cargo de presidenta del PP madrileño y se cree una gestora, dado que queda poco menos de un año para las elecciones autonómicas, locales y europeas. Con todo, el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, dijo que la formación se tomará "un tiempo de tranquilidad" para decidir el futuro en Madrid.

De momento, la posible moción de censura planteada por ek PSOE ha saltado por los aires, ya que el líder de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, subrayó que "no hay ninguna opción" de que su formación apoye al socialista Ángel Gabilondo para ser investido presidente y ha urgió a Mariano Rajoy a que designe un candidato del PP "libre de corrupción" tras el "bochornoso juego sucio" que, según dice, se ha visto en las filas populares. Rivera recordó que el "fuego amigo" que ha podido acabar con Cifuentes también lo lanzó ella al querellarse "contra sí misma y su partido", mencionando las querellas que interpuso contra Ignacio González y, ya en medio de la polémica sobre su máster, contra el proyecto de la Ciudad de la Justicia bajo el Gobierno de Esperanza Aguirre. Insistió en que el PP es un partido "en descomposición" y en que no apoyará a Gabilondo como presidente madrileño.

De momento, el hasta ahora portavoz del Gobierno regional y número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, será quien tome las riendas de la Comunidad de Madrid en funciones. La fecha tope para proponer un candidato a la Presidencia es el 18 de mayo, un aspirante que, según dijo Maíllo, será elegido "con los votos del PP y C's", pero será la dirección nacional del partido quien decida su nombre.

Con todo, en la Asamblea de Madrid iba a celebrarse hoy el Pleno habitual de los jueves, pero tras una reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces fue desconvocado con los votos a favor de PP y C's. Sí se ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, la primera con Garrido al frente como presidente en funciones del gobierno de la Comunidad de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios