"Bildu es un agente patógeno para la democracia y el Estado de derecho"

  • Pagazaurtundúa asegura que la coalición es una "sucesión fraudulenta" de Batasuna y pide que se impida su participación en las elecciones del 20 de noviembre

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, pidió en una entrevista con Europa Press que se impida a Bildu estar en las próximas elecciones del 20 de noviembre porque son un "agente patógeno" para la democracia que puede extender la "mancha del daño" que está causando a los "grandes principios" de la Constitución.

En su opinión, el mundo de ETA ha conseguido crear una "tercera burbuja" de paz, que la banda puede pinchar si no logra lo que busca, igual que hizo en 1998 y 2005-2006. Cree que con esta táctica, ahora "más sutil", buscan crear un modelo de fin del terrorismo basado en la "impunidad" sin "justicia; equiparar las víctimas a los verdugos y "sacar beneficio" de la estrategia del terror logrando sus objetivos políticos.

Aseguró que la "ración" de "sarcasmos" que el mundo de ETA lanza cada día es una "tortura" y una "humillación" para las víctimas y demuestra que la "operación de marketing" que hicieron Usabiaga, Goiricelaya e Iruin por los despachos influyentes fue un "engaño" y una "artimaña".

Para la presidenta de la Fundación de Víctimas, el resultado es que ETA ha conseguido construir "por tercera vez" una "burbuja de paz", después de haberlo hecho en Lizarra en 1998 y "con el Gobierno socialista en 2005-2006". Y lo han conseguido, señaló, "jugando con los deseos inmediatos de paz y tranquilidad de los ciudadanos" y con la "suspensión temporal de los atentados".

En su opinión, el mundo de ETA ha "mutado" la táctica para buscar colar sus objetivos finales, conseguir la victoria política, pero aprovechándose de matar, de parar de matar, o de amenazar con volver a matar. Esta vez, afirmó, la operación resulta "más sutil y más edulcorada" y han conseguido que el mensaje de la "equidistancia" esté calando "más que otras veces". Pagaza alertó de que esta "burbuja" está construida sobre "arenas movedizas" para el sistema democrático y de derecho, sobre "pilotes" poco sólidos y sin fundamento, ya que lo han hecho sin condenar la violencia y sin pedir la disolución definitiva de la banda terrorista.

En este sentido, aclaró que si la izquierda abertzale fuera sincera "sentirían vergüenza y pedirían perdón por lo que han ayudado a hacer". Pero, en lugar de esto se despachan día tras día con una "ración" de "comentarios sarcásticos" que son una "tortura moral" y una "humillación" para las víctimas del terrorismo.

Esta "tercera burbuja" que ha logrado crear el mundo de ETA, pretende, según la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, atacar los fundamentos del Estado de Derecho, vaciando el sentido de "los valores superiores que están en el artículo uno de la Constitución: libertad, justicia, igualdad y pluralismo político".

"El modelo que nos ofrecen no es ni de Justicia en el final de ETA, ni de verdad, ni de respeto", exclamó Maite Pagaza, quien precisó que lo que están buscando es "impunidad" en lugar de justicia; demuestran un "afán por la equidistancia en el reparto de responsabilidades, equiparando víctimas con victimarios" y tratan de "sacar beneficio de la estrategia del terror de todas estas décadas tras debilitar el pluralismo político en el País Vasco y Navarra" para obtener sus ansiados objetivos políticos.

Sin embargo, advirtió, "cada vez que esas burbujas se ponen en marcha, si no consiguen lo que quieren, impunidad y aspiraciones políticas, pueden pinchar la burbuja una vez más". "ETA siempre puede pinchar la burbuja", como ya hizo, y ahora vuelven a decir descaradamente que "el Estado es el que tiene que moverse".

Tras realizar este análisis de la situación, Pagaza pidió a la "comunidad política", a los "grandes agentes políticos" que no se enreden en el juego tramposo de la vieja-nueva Batasuna, que "estén unidos", realicen un "análisis compartido" y pongan en práctica una "estrategia común" porque, precisó, "hace falta darle la vuelta a la situación".

Pagaza no quiere apuntar cuáles son las "acciones concretas" que se deberían llevar a cabo, pero deja claro que Bildu no merece estar en el Parlamento nacional porque usarían su presencia para "dañar el tejido social e institucional español". En este sentido, advierte de que si Sortu es legalizado o logran presentarse bajo las siglas de Bildu "extenderán la mancha de daño" para buscar vaciar los "grandes principios democráticos de la Constitución".

Según la presidenta de la Fundación de Víctimas, los miembros de la izquierda abertzale son unos "agentes patógenos" desde el punto de vista democrático y, en este momento hay una "sucesión fraudulenta" de Batasuna que han puesto de manifiesto con la "práctica" de los últimos meses.

En cualquier caso, está convencida de que los estados "pueden defenderse" de estos agentes ya que la ley tiene "mecanismos" para ello. "Lo que no podemos hacer es dejar que avance una mancha de corrupción de nuestros principios legales del respeto a la ley y del respeto a la justicia", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios