Soberanistas y Gobierno se culpan de que Barcelona se quede sin la sede de la AEM

  • La antigua favorita cae a las primeras de cambio

  • Moncloa lo atribuye al 'procés' y los secesionistas a la "violencia" del Estado

Comentarios 7

La candidatura de Barcelona fue eliminada ayer a las primeras de cambio en la votación celebrada en Bruselas para acoger la Agencia Europea del Medicamento (AEM), que irá finalmente a Amsterdam tras un sorteo en el que la suerte dio la espalda a Milán, la otra finalista.

La AEM se encarga de supervisar y autorizar la comercialización de fármacos en la UE, tiene 890 empleados y recibe al año la visita de unos 35.000 expertos de la industria.

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, atribuyó el batacazo de la capital catalana -una de las favoritas en las quinielas hasta hace unos meses y que ayer cayó en primera ronda- al soberanismo. "Hemos perdido un proyecto importantísimo para España, importantísimo para Cataluña, importantísimo para Barcelona.

Hemos perdido una gran oportunidad", lamentó. "Me atrevo a decir que éste es quizá uno de los daños directos que nos ha podido llevar el independentismo a Cataluña, pero que ahora, más que nunca, todos juntos tenemos que trabajar unidos para continuar en este gran proyecto que es Europa y que es España", agregó Montserrat.

Nada que ver este reparto de culpas con el que hizo el ex president, Carles Puigdemont, que responsabilizó a "la violencia" del Estado contra Cataluña del batacazo.

"Hasta el 1 de octubre, Barcelona era la favorita. Con violencia, retroceso democrático y el 155, el Estado la ha sentenciado", criticó el ex jefe del Govern en un apunte en Twitter. "El éxito del 155: encarcelar líderes civiles y la mitad del Govern legítimo, forzar el exilio de la otra mitad, erradicar el autogobierno y ahora ya podemos sumar empobrecer el territorio", reflexionó el prófugo desde Bruselas, donde se ha atrincherado a la espera de que la Justicia belga resuelva si ejecuta la euroorden de detención de la Audiencia Nacional por los delitos de rebelión, sedición, malversación, desobediencia y prevaricación.

El PP, el PSOE y Ciudadanos también culpan al independentismo de que Barcelona no sea la sede de la AEM. El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, dio la "enhorabuena" a Puigdemont y confió en que sea el "último efecto negativo del proceso independentista".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, afirmó que "ni la DUI ni el 155 han ayudado" y aseguró que "Barcelona era la mejor candidatura a nivel técnico".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, rechazó la idea de que la "mala noticia" de que Barcelona haya perdido la sede de la AEM se deba al desafío independentista. "Me resisto a pensar que todo lo que ocurra en el mundo tenga que ver con Cataluña", afirmó en una entrevista en Radio Nacional.

El sector médico mostró su decepción y, a través de la Organización Medica Colegial, lamentó que era "una oportunidad histórica perdida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios