La pintura más europea de Diego Rivera

l El muralista mexicano Diego Rivera tuvo una etapa de juventud, poco conocida pese a que concentra un tercio de su producción, en la que residió en distintas ciudades de Europa, absorbió el espíritu vanguardista de principios del siglo pasado y abrazó con fuerza el cubismo. Una treintena de esas obras puede verse ahora en la Casa de la Provincia en la muestra Diego Rivera, cubista. De la academia a la vanguardia (1907-1921), gracias a la colaboración entre Unicaja y la Diputación de Sevilla. Rivera, que fue esposo de la célebre pintora Frida Kahlo, demuestra en estos trabajos el impacto que le provocaron las obras de artistas como Monet, Degas, Picasso o Cezanne durante su fructífera estancia en el Viejo Continente y la maravillosa paleta de colores, tan única y distinta, que caracterizó su cubismo heterodoxo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios