El PSOE defiende una plaza clave ante el asedio del PP

  • Los populares pretenden igualar el número de diputados socialistas y sumar otro parlamentario andaluz · 21 partidos optan a las generales y 11 a las autonómicas

Los malagueños tienen 16 días para decidir si el 9-M vuelven a confiar mayoritariamente en el PSOE, como hicieron en 2004 en las elecciones generales y autonómicas, o vuelcan la balanza a favor del PP, como pasó cuatro años antes. La pugna se prevé intensa y los dos partidos han organizado centenares de actos por toda la provincia, muchos de ellos de tú a tú, y la visita de primeros espadas nacionales, incluidos el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de los populares, Mariano Rajoy. Hay 21 partidos que concurren al Congreso y 11 al Parlamento andaluz.

El PSOE, un paso por delante también en el Senado, defiende ocho parlamentarios andaluces y seis diputados en las Cortes y su objetivo es aparecer triunfal el lunes de resaca como fuerza más votada en Málaga. El PP de Málaga tiene cuatro representantes en Madrid y seis en Sevilla y sus pretensiones son altas: sumar otro diputado en cada una de las cámaras. Ésas son las expectativas del propio partido, que inicia la carrera electoral convencido de que será bendecido por las urnas.

El 9-M es casi una cosa de dos en Málaga, pero los comicios autonómicos tienen otros actores en el tablero. Izquierda Unida, con su coordinador provincial, José Antonio Castro, al frente de la lista al Parlamento, defiende un diputado. El PA tiene otro que le toca atesorar a la nueva Coalición Andalucista, que en Málaga ha confiado en el alcalde de Ronda, Antonio Marín Lara.

Lo que está claro es que la cita provincial con las urnas está en manos de un auténtico y veterano póquer de damas. El PSOE repite cabeza de lista con la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que tiene como rival a la curtida Celia Villalobos, ex alcaldesa de Málaga y ex ministra de Sanidad. En Andalucía, la consejera Rosa Torres encabeza la candidatura socialista y se enfrenta a la popular Esperanza Oña, la experimentada alcaldesa de Fuengirola.

La agenda está repleta y los partidos han organizado centenares de actos, con especial ahínco en la capital y las cabeceras de provincia. El PSOE venderá los logros de la legislatura y su intención es tocar a la puerta de 150.000 hogares hasta el próximo 9 de marzo, tarea para la que movilizará a 15.000 militantes y simpatizantes. El PP prevé dar dos vueltas completas a la provincia y ha reclutado a unas 30.000 personas para vender su mensaje. IU cuenta con el apoyo de 3.000 militantes y simpatizantes para desarrollar una campaña cercana, en la línea de la que se ha propuesto desplegar Coalición Andalucista.

Mucho tú a tú y mucha calle, pero los partidos mayoritarios no renuncian a los grandes actos públicos, los clásicos mítines. Los socialistas malagueños serán arropados por Felipe González (28 de febrero), Manuel Chaves (3 de marzo y posibilidad de cerrar otro acto) y José Luis Rodríguez Zapatero, que visitará Málaga el 6 de marzo, un día antes del cierre de campaña.

El PP se estrena mañana con un mitin de Mariano Rajoy en Ciudad Jardín, acto en el que estará acompañado por Javier Arenas, que el 29 de marzo visita Ronda. Otros apoyos previstos son los de Alberto Ruiz Gallardón (1 de marzo), Soraya Sáenz de Santamaría (4 de marzo) y Manuel Pizarro, que vendrá a la Costa la última semana de campaña.

Izquierda Unida contará con el apoyo en Marbella el 27 de febrero de Gaspar Llamazares y Diego Valderas, que regresará a Málaga el 5 de marzo. Julián Álvarez, candidato a la Presidencia de la Junta por Coalición Andalucista, visita la provincia el 22 de febrero y el 5 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios