El brandy de Jerez se lanza a la 'reconquista' del mercado mexicano

  • El sector pretende recuperar su posición en el país tras ocho años de aranceles

El brandy de Jerez se ha propuesto recuperar el terreno perdido en el mercado mexicano, uno de los principales destinos internacionales del espirituoso, que sin embargo ha visto seriamente perjudicados sus intereses por la discriminación fiscal a la que ha estado sometido durante los últimos años.

Tras la firma del acuerdo de libre comercio entre la UE y México en el año 2000, las autoridades mexicanas suprimieron los aranceles que gravaban la importación de las bebidas espirituosas europeas, salvo los del brandy, al que se marginó estableciéndose un periodo de ocho años de reducción paulatina del impuesto que concluyó el pasado 1 de julio.

Coincidiendo con la desaparición definitiva de la carga arancelaria que pesaba sobre las importaciones, el brandy ha reforzado considerablemente su apuesta por el mercado mexicano, que se ha convertido en escenario de una batería de acciones de promoción y divulgación para remontar la cuarta posición hasta la que ha caído en los últimos años, en los que las salidas de bodegas se han movido en torno a los dos millones de botellas.

Tras tocar suelo en 2006, con un volumen de 1,6 millones de botellas, el brandy quiere consolidar la tendencia al alza registrada el año pasado con 2,5 millones de botellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios