Zapatero quiere reformar el sistema de pensiones antes de fin de año

  • El presidente defiende en el Foro de Oslo sobre crecimiento y empleo del FMI que hay que actuar porque la columna de cohesión social tendrá problemas "en 10 o 15 años".

Comentarios 189

Lo de la reforma de las pensiones va en serio. Y mucho. Este lunes , el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, utilizó un foro internacional, una tribuna convocada en Oslo por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para ponerle fecha: será, como muy tarde a finales de año. "El objetivo es enviar al Parlamento, con el máximo consenso  posible, el proyecto de ley de reforma de las pensiones antes de fin  de año para garantizar que quienes se jubilen dentro de una década  tengan sus prestaciones aseguradas", fueron las palabras del presidente del Gobierno.  "Si un gobernante sabe, con los datos de que dispone, que dentro de diez o quince años nuestro sistema de pensiones, que es la columna de la cohesión social, puede tener problemas, hay que actuar y vamos a actuar. No será fácil, pero es necesaria y la  vamos a hacer. Hay que actuar y vamos a actuar", añadió Zapatero en Oslo.

El jefe del Ejecutivo no quiso hacer ninguna precisión sobre cuál será el contenido del proyecto de ley. De momento, lo único que hay sobre la mesa es el Documento sobre la revisión del Pacto de Toledo que fue hecho público por el Gobierno el pasado 29 de enero. En él, el Ejecutivo propone ampliar la edad de jubilación de 65 a 67 años; reducir las prejubilaciones de 58 a 52, y ampliar el periodo de cálculo de las pensiones, ahora fijado en 15 años. En el texto no se concreta este plazo, aunque a finales del pasado mes de agosto el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aseguró que "lo razonable" es situarla en veinte años. El debate está ahora en el tejado de la Comisión del Pacto de Toledo, que integra a todos los partidos políticos y que previsiblemente emitirá un primer dictamen sobre la reforma de las pensiones en octubre.

El Gobierno espera un consenso político y social sobre este asunto, pero sabe que no lo tendrá fácil. Sobre todo porque los sindicatos han convertido la anunciada reforma de las pensiones en uno de los motivos de la huelga general del 29-S. Ni Gobierno ni UGT ni CCOO se niegan al diálogo tras esa fecha, pero parece muy poco probable que avancen juntos en esta nueva reforma.

Así que queda el PP como el otro gran elemento del consenso. Y, aunque más factible, tampoco será ni mucho menos un paseo. Ahora mismo, de hecho, la batalla política sobre este tema, el de las pensiones, se encuentra en su momento álgido. El partido que dirige Mariano Rajoy ha presentado una proposición de ley contra la congelación de las pensiones prevista para 2011. Y el Gobierno, ante la posibilidad real de que fuera derrotado en el Parlamento ha vetado esta propuesta, amparándose en la potestad constitucional que le permite detener aquellas proposiciones de ley que supongan una merma en los ingresos o incremento sustancial del gasto previsto en los Presupuestos.  De hecho, el Gobierno afirma que revalorizar las pensiones en 2011 supondría un terremoto en los mercados similar al de mayo de este año. El PP insiste en que, al menos, el Parlamento debata su iniciativa. "El Gobierno vuelve a romper las reglas de juego al vetar que se pueda debatir una propuesta para que las pensiones se regularicen según el coste de la vida, tal y como dice la ley y como se acordó en el Pacto de Toledo", dice Rajoy. Los populares irán al Tribunal Constitucional con el objetivo "simplemente" de que se pueda debatir la iniciativa.

El de las pensiones suponen es un nuevo capítulo en las reformas emprendidas por el Gobierno de Zapatero, tras el  drástico plan de ajuste iniciado para reducir el abultado déficit  público español, después de la reestructuración del sistema financiero y tras  la reciente aprobación de la reforma laboral, que ha propiciado la primera huelga general contra Zapatero.

"Un parado que recibe formación está trabajando para el país"

Zapatero ha apostado también por tener una visión distinta" de los que es considerado empleo y desempleo como consecuencia de la crisis económica y ha asegurado que los desempleados que estén recibiendo formación no deben ser considerados parados porque están "trabajando para el país".

"Debemos tener una visión distinta de lo que es desempleo y empleo. Una persona cuando está formándose está trabajando para un país, esto es lo que hemos descubierto de la crisis, que la formación y la innovación es fundamental", subrayó el jefe del Ejecutivo, durante su participación en el Foro de Oslo sobre crecimiento y empleo organizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Trabajo (OIT). Además, apostó por "generar nuevas ideas" y puso como ejemplo que la protección social esté "más vinculada" al trabajador y que se apoye "más directamente" al empleado que al puesto de trabajo o a la empresa. "Ésta es la clave", indicó Zapatero, tras asegurar que España, por cómo ha vivido la crisis, "será un buen laboratorio".

"Ahora lo que tenemos que hacer es aproximarnos a este gravísimo problema social con una nueva mirada que nos exige la crisis, la formación por encima de cualquier otra política, que cada desempleado tenga una vinculación con el trabajo, con la actividad, con la formación", reiteró. En este sentido, recordó que en España se acaba de aprobar una reforma laboral y que ahora el país se encamina hacia una reforma de las políticas activas de empleo.

Zapatero señaló que, a pesar de la "grave crisis" de desempleo, en España el 80 por ciento de los desempleados está percibiendo algún tipo de prestación, y admitió que la economía española tiene una tasa "muy alta" de paro, que atribuyó a la "explosión demográfica", tras haberse incrementado la población activa en 5,2 millones de personas en la última década. "Hoy hay más personas trabajando en España que en 2004, pero el crecimiento de la población ha sido impresionante y por eso la crisis nos ha dado tan duro en la tasa de paro", subrayó.

También destacó la moderación del paro de los últimos meses, tendencia que, según dijo, se mantendrá en los próximos meses, por lo que afirmó que a finales de este año o principios del próximo se estará creando empleo, aunque siempre en "términos moderados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios