Vueling pierde 63 millones por la guerra de tarifas y el alza del crudo

  • La compañía eliminó en 2007 sus líneas desde Sevilla y Jerez hasta París para reducir gastos

Vueling cerró el año 2007 con unas pérdidas de 63,2 millones de euros, frente a los 10,7 millones de números rojos del año anterior y muy por encima de los 50 millones de euros previstos. La aerolínea justificó el mal balance en que la caída de tarifas, de casi 10 euros por pasajero, tuvo un impacto negativo de más de 60 millones, a lo que se sumó el efecto negativo del incremento del precio del petróleo.

Durante 2007, los ingresos alcanzaron los 362,6 millones de euros, un 54,3 por ciento más que en el año anterior, y el Ebitda (resultado antes de impuestos, amortizaciones y alquiler de flota) fue de menos de 68,7 millones.

El volumen de pasajeros transportados alcanzó los 6,2 millones, el 77 por ciento más que en 2006. La tasa de ocupación se situó en el 73 por ciento, 3,6 puntos más que el 69,4 por ciento del 2006, mientras que el ingreso total por pasajero se redujo en más de un 20 por ciento, debido a la fuerte competencia.

Durante el año pasado se abrieron dos nuevas bases de operaciones (París y Sevilla), con tres Airbus A-320 en cada una de ellas. Además, la aerolínea decidió parar su plan de crecimiento, lo que supuso suspender rutas no rentables, entre ellas las que unían Sevilla y Jerez con París.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios