Los consejos de Unicaja y Caja España-Duero aprueban su integración

  • La entidad andaluza podrá nombrar a 10 de los 15 consejeros del nuevo banco que surgirá de la operación.

Comentarios 1

 Unicaja hace valer su peso en la fusión con Caja España-Duero. La entidad andaluza nombrará finalmente diez de los quince integrantes del consejo de administración del nuevo banco, mientras que Caja España-Duero sólo podrá elegir a los titulares de cinco asientos. Los consejos de administración de Caja España-Duero y Unicaja aprobaron ayer su contrato de integración, un acuerdo que fue sellado el martes por los presidentes de ambas entidades y que dará lugar al tercer banco español por tamaño fruto de una unión de cajas. 

El acuerdo aprobado aún tiene que ser ratificado por las asambleas generales de las entidades antes de que acabe el mes de septiembre, plazo que dio el Banco de España para concluir el proceso de capitalización de las entidades. La asamblea de Unicaja se reunirá finalmente el 24 de septiembre En León, el consejo de Caja España-Duero aprobó por unanimidad el contrato, mientras que el de Unicaja, reunido en Málaga, también dio el visto bueno al proyecto de integración con la única oposición de los representantes de CCOO, el Sindicato de Empleados Créditos y Ahorros Reunidos (Secar) y la Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorros (Csica). 

El camino a la fusión fue allanado el pasado martes después de que los presidentes de Caja España-Duero, Evaristo del Canto, y de Unicaja, Braulio Medel, sellaran un acuerdo de unión, que dará lugar a la creación de un banco con un volumen total de activos cercano a 81.000 millones y que estará participado en un 70% por la entidad malagueña y en un 30% por la castellanoleonesa. 

Este nuevo acuerdo modificó el protocolo aprobado por los consejos de administración de las cajas en el mes de abril y que contemplaba que Unicaja tuviera una participación del 63 % del nuevo banco y Caja España-Duero, el 37%. El proyecto de integración que suscrito por los consejos de ambas entidades también incluye que Medel ostente la condición de presidente ejecutivo y primer directivo del banco y del grupo, en tanto que Evaristo del Canto será vicepresidente ejecutivo y consejero delegado. 

El nuevo banco tendrá su sede social en Málaga aunque se mantendrán servicios operativos centrales que se corresponderán con las sedes operativas actuales de ambas cajas -Málaga, Ronda, León y Salamanca-, así como en Madrid. Además, contará con un volumen de negocio cercano a los 122.000 millones de euros y una red integrada por más de 1.700 oficinas y una plantilla superior a los 9.000 empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios