La UE aprueba la adopción del euro por Eslovaquia en 2009

  • La decisión ya había recibido el visto bueno político de los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE en la cumbre celebrada en Bruselas el pasado 20 de junio

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea han aprobado  la adopción del euro por Eslovaquia a partir del 1 de enero de 2009 y han fijado el tipo de conversión irrevocable en 30,126 coronas eslovacas por euro, informaron fuentes comunitarias.

La decisión ya había recibido el visto bueno político de los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE en la cumbre celebrada en Bruselas el pasado 20 de junio.

A partir del año que viene la Eurozona contará con dieciséis miembros: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta y Portugal.

Se trata de la cuarta ampliación de la zona, tras la incorporación de Grecia en 2001, Eslovenia en 2007, y Malta y Chipre en 2008.

Eslovaquia es el segundo país de Europa central, tras Eslovenia, que adopta la moneda única, para lo que se requiere el cumplimiento estricto de los criterios de convergencia macroeconómica inscritos en el Tratado.

La adopción del euro no es facultativa. Todos los estados de la UE que cumplan los criterios han de adoptar la moneda única.

Tan sólo el Reino Unido y Dinamarca disponen de derogaciones permanentes, obtenidas durante la negociación del Tratado de Maastricht, en virtud de las cuales pueden decidir si se adhieren o no a la unión económica y monetaria (UEM).

Los nuevos socios de Europa central y oriental, que ingresaron en la UE entre 2004 y 2007, obtuvieron derogaciones temporales para poder ingresar en la UE antes que en la unión monetaria y contar con tiempo adicional para adaptar sus economías a las exigencias de la moneda única.

El tipo de conversión de 30,126 coronas por euro es el mismo que el tipo central actual de la divisa eslovaca dentro del Mecanismo de Cambio (MCE II) de la UE.

Según sendos informes de la Comisión Europea y el BCE, Bratislava ha logrado cumplir los cinco requisitos para autorizar su incorporación a la divisa europea: estabilidad de precios y del tipo de cambio, finanzas saneadas y deuda pública contenida, así como moderación de los tipos de interés.

No obstante, en un contexto de repunte de la inflación en toda la UE, los precios han aumentado considerablemente en el país los últimos meses, lo que ha llevado al Ecofin y también al Parlamento Europeo a pedir a las autoridades que extremen la vigilancia para garantizar estabilidad en este ámbito.

Igual que han hecho los últimos países en incorporarse a la UEM, Eslovaquia utilizará el método "big bang", sin transición entre la adopción del euro y la puesta en circulación de los billetes y monedas -los primeros once socios del euro tuvieron tres años de transición y Grecia uno.

El periodo de doble circulación terminará el 16 de enero, pero desde el primer día del año todos los cajeros bancarios emitirán euros y el cambio sólo se dará en la nueva moneda.

Los eslovacos podrán seguir cambiando sus coronas por euros en las entidades bancarias hasta el 30 de junio en el caso de las monedas y el 31 de diciembre los billetes.

El Banco Central eslovaco continuará cambiando, sin coste, monedas durante cinco años y billetes sin fecha límite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios