IX premios andaluces del futuro

Reivindicación del talento andaluz

  • Guillermo Mínguez, Marta Medina, Juan José Artero, Paula Ruiz y Alberto Martos reciben los galardones en Ciencia, Empresa, Acción Social, Deportes y Cultura

Entrega de los IX Premios Andaluces del Futuro Entrega de los IX Premios Andaluces del Futuro

Entrega de los IX Premios Andaluces del Futuro / Juan Carlos Vázquez y Belén Vargas

El patio de la Montería del Real Alcázar de Sevilla fue ayer la capital del talento joven andaluz. Por noveno año consecutivo Grupo Joly y Bankia entregaron los premios Andaluces del Futuro, distinciones que reconocen la excelencia y proyección de menores de 35 años en ciencia, empresa, acción social y cultura y menores de 30 en el caso del deporte. En esta ocasión recibieron su galardón Guillermo Mínguez Espallargas en la categoría de Ciencia, por sus investigaciones sobre la interacción entre materiales porosos y diferentes sustancias químicas; Marta Medina Baena en Acción Social por impulsar proyectos solidarios en Madagascar desde la presidencia de la Asociación Andaluza de Cooperación Sanitaria; Juan José Artero Ledesma en Empresa por la creación de Hitsbook, una plataforma de vídeos realizados por los propios usuarios que ofrece nuevas posibilidades para la publicidad on line; Paula Ruiz Bravo, en Deporte, por su proyección como nadadora de fondo (es campeona del mundo junior de Aguas Abiertas); y Alberto Martos Lozano, en Cultura, por su brillante trayectoria como violonchelista.

El acto de entrega estuvo presidido por José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia; José Joly, presidente de Grupo Joly; Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente de la Junta de Andalucía; y Juan Espadas, alcalde de Sevilla.

Todos los premiados agradecieron su galardón y reivindicaron orgullosos su condición de andaluces. El sevillano Guillermo Mínguez, reconocido en Ciencia, pidió un mayor compromiso institucional en este campo: "Desgraciadamente la inversión por parte de las instituciones lleva años viéndose reducida, con el consiguiente retroceso que ello conlleva; es necesario pedir a las autoridades que trabajen en esta línea, porque sin ciencia no hay futuro", afirmó Mínguez, quien añadió que el premio "no es sólo una ayuda económica (está dotado con 6.000 euros) sino un empuje para trabajar con más ganas si cabe".

La ganadora en la categoría de Acción Social, Marta Medina, cordobesa y residente en Cádiz, afirmó que la ayuda económica que comporta el premio "es muy importante para la asociación, porque va a permitir dar continuidad a los proyectos y ampliarlos". La ONG trabaja en Madagascar y El Chad con médicos especializados que atienden a los nativos en periodos concretos del año. "El premio es muy importante para ellos, los que están al otro lado del mundo, los que nos esperan cada año como si no hubiera pasado el tiempo, para los que nos abren sus brazos, su corazón y su casa, para los que hacen que la cooperación enganche", aseguró Medina, que mencionó a modo de homenaje a Julio Rodríguez de la Rúa, el fundador de la asociación, y a José María Calandria, quien la llevó por primera vez a Madagascar.

Juan José Artero Ledesma, el ganador en Empresa, es de Huercal-Overa (Almería) y fundó su empresa, Hitsbook, en Granada. Desde ahí dio el salto a México y, en el último año, a Miami y Los Ángeles. "Gracias al esfuerzo de mi equipo Hitsbook es una de las empresas referentes del sector; apuesta por el contenido en vídeo generado por el propio usuario para conectar a marcas y medios de comunicación a nivel global", afirmó. Y continuó con una reflexión más personal: "Durante el camino que llevo trazado he aprendido que con tesón y siendo fiel puedes lograr todo, absolutamente todo lo que te propongas".

La triunfadora en Deportes, Paula Ruiz Bravo, de 18 años, ya no es sólo una promesa sino una realidad en la natación de fondo. Fue de las que más reivindicó su orgullo andaluz. Pertenece al club de Mairena del Aljarafe y entrena en Málaga, su tierra natal, a las órdenes de Xavi Casademont. "No hace falta salir de Andalucía para conseguir tus sueños: tenemos las mejores instalaciones, los mejores técnicos y los clubes apuestan por este deporte. Y estudio Bachillerato y lo hago en un instituto público". Sólo tuvo un pero: "No existe una ley que regule deporte y estudio y compatibilizarlo queda a la buena fe del profesor". Su sueño es Tokio 2020: "Ya se ha convertido en un objetivo: el de llevarme una medalla olímpica para mi tierra, Andalucía".

El último en recibir su reconocimiento fue el violonchelista Alberto Martos Lozano, de Cenes de la Vega, en Granada. Avalado por Daniel Barenboim y con varias grabaciones para el sello Sony Classical, proclamó que su misión como artista va más allá de la búsqueda de la belleza. "Esta búsqueda debe estar al servicio de un mundo más humano" y "el arte y la cultura son los únicos instrumentos capaces de liberar a las nuevas generaciones de los horrores de sus ancestros". Tras su intervención, deleitó a los 500 asistentes con una pieza salida de su violonchelo.

También habló Pablo Gómez Castro, cineasta que recibió el premio en 2015 y que relató su experiencia desde entonces: una novela frustrada (por ahora), un episodio piloto de televisión también malogrado y un corto felizmente rodado con actores de pedigrí como Daniel Grau, protagonista de la Julieta de Almodóvar, Javier Rey y Manuela Vellés. "Lo importante no es no tropezar nunca sino levantarse de ese traspiés, aprender de él y convertirlo en un éxito", aconsejó Gómez Castro, quien defendió que el éxito se construye a base de fracasos y "normalmente el fracaso suele esconder numerosos éxitos o al menos miniéxitos".

En un plano más institucional, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, puso en valor la aportación de estos jóvenes a la creatividad y el talento en Andalucía. "El binomio formación y empleo de calidad van unidos en sus personas y ésta es una tarea en la que Gobierno está comprometido. Ese es el camino, un crecimiento basado en la innovación, la formación, el emprendimiento y la internacionalización", señaló, para a continuación resaltar lo fundamental de apoyar a las universidades y la importancia del Paidi, el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, que prevé una inversión superior a los 16.000 millones hasta 2020.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, resaltó por su lado que los premiados son ya "andaluces de presente" y orgullo de su tierra. Algunos, reconoció, han tenido que irse fuera, pero "eso no tiene que ser un drama, es la posibilidad de que esta tierra se ensanche, crezca y sea dada a conocer por sus mejores embajadores, aquellos que más talento tienen y que han decidido emplear una parte de su vida fuera de aquí para después volver más pronto que tarde".

Por su lado, el presidente de Grupo Joly, José Joly, afirmó que estos premios "se han convertido en un referente de la juventud andaluza". "Con el rigor, esfuerzo, audacia y constancia que caracterizan a estos jóvenes las sociedades progresan; Andalucía sólo estará entre las regiones más prósperas de Europa si su futuro queda en manos de jóvenes como los que premiamos", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios