Grupo March sale de Isofotón ante la adversa coyuntura para hacerla debutar en bolsa

  • La entidad vende su 26% al accionista mayoritario, Bergé, un año después de adquirirlo

Las turbulencias corporativas internas en Isofotón -salida del consejero delegado histórico, José Luis Manzano, y de su presidente, Carlos Torres, tras sólo cuatro meses en el cargo- han llegado también a la estructura societaria del fabricante malagueño de paneles solares fotovoltaicos. Grupo March, el holding que aglutina las inversiones de la familia balear de financieros que lleva ese apellido, anunció ayer que ha acordado vender su participación del 26% en Isofotón al otro accionista de la compañía, el grupo vascocántabro Bergé. March pagó 150 millones hace justo un año por ese paquete, la misma cantidad que le abonará ahora Bergé. Este grupo ha nombrado también a Pedro Enciso como presidente.

Fuentes del sector fotovoltaico y otras cercanas a la propia Isofotón coinciden en que la razón fundamental de la salida de March es la adversa coyuntura económica, tanto general como del propio sector fotovoltaico, que desaconsejan sacar a bolsa parte del capital del fabricante solar. El grupo financiero entró en la compañía con sede en el PTA de Málaga con el objetivo fundamental de impulsar su crecimiento y rentabilizar luego esta inversión haciendo debutar en el parqué a Isofotón.

Pero el Íbex 35 ha caído en el año un 25% ante el frenazo -incluso posible recesión- de la economía española. A ello se suman los planes del Gobierno para recortar más de un 30% a partir de octubre la prima que recibe la electricidad generada en instalaciones fotovoltaicas, aunque las tarifas definitivas aún no se conocen.

Esta incertidumbre ha provocado que el precio de la acción de Solaria, el único productor español de células solares que cotiza en bolsa, se haya derrumbado un 70% en el año, hasta los 7,25 euros de ayer. Todo ello se ha llevado por delante los planes para que Isofotón debutara en el parqué en un plazo de tres años.

Paralelamente, el grupo ha perdido en el último lustro su posición en el top 3 de los fabricantes fotovoltaicos europeos, ante el enorme auge y la creciente competencia en este sector. Actualmente, según la memoria de la patronal fotovoltaica española Asif de 2007, la firma ocupa el puesto número 14 a nivel mundial, con una cuota del 2,3% por producción de módulos.

Isofotón, que está duplicando su capacidad productiva en Málaga con una inversión de 150 millones para alcanzar los 400 megavatios en 2009, cerró el pasado año con ingresos de 300 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios