Competencia cree que Telefónica, Vodafone y Orange acordaron sus precios

  • La CNC estima que Movistar comunicó sus nuevas tarifas de establecimiento de llamada a aplicar el 1 de marzo, con antelación suficiente para que Orange y Vodafone pudieran imitarla

Comentarios 6

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) considera, en su pliego de concreción de hechos, que Telefónica, Vodafone y Orange subieron de manera concertada el precio del establecimiento de llamada de 12 a 15 céntimos en marzo de 2007.

Este organismo se ha dirigido hoy a las operadoras con el primer informe de hechos, que supone que continua el trámite del expediente abierto por las denuncias de las asociaciones de consumidores.

En sus primeras conclusiones, la dirección general de investigación de la CNC estima que Movistar comunicó sus nuevas tarifas de establecimiento de llamada a aplicar el 1 de marzo, con antelación suficiente para que Orange y Vodafone pudieran imitarla, como así sucedió, según las mismas fuentes.

Las operadoras han recibido con "sorpresa y estupor" este informe y en 15 días todas presentarán alegaciones.

El final del proceso se producirá cuando este órgano de investigación remita el informe definitivo a la Comisión Nacional de la Competencia y ésta decida si procede una sanción.

A raíz del informe de la comisión de investigación de la CNC, fuentes de Movistar aclararon que este documento no es vinculante ni tiene aún valor de acusación formal y que los operadores deben presentar alegaciones y aportar pruebas de que su conducta no supuso incumplimiento alguno.

Señalaron que la compañía "se limitó a adecuar sus tarifas a las exigencias de la Ley, comunicándoselas a sus clientes, consumidores y organismos sectoriales de acuerdo con las exigencias y plazos previstos en la normativa y siguiendo los procedimientos habituales" y calificaron de "sorprendentes" las conclusiones con las que discrepan de forma absoluta.

Fuentes de Vodafone calificaron de "falsas" las conclusiones y recordaron que la Ley obliga a las operadoras a comunicar los cambios de tarifas con un mes de antelación y que esta comunicación viene marcada por las fechas en las que se factura, que no es igual para todos.

Para esta operadora, la comisión de investigación "se equivoca en el enjuiciamiento", "omite hechos relevantes", "interpreta incorrectamente la jurisprudencia española", "confunde el establecimiento de llamada con el coste de la telefonía móvil" e incluye conclusiones sobre este mercado que excede el ámbito del expediente.

Un portavoz de Orange rechazó "absolutamente" las consideraciones del informe, que considera "injustificadas ya que no responden en absoluto a lo que realmente ha ocurrido".

Al igual que Telefónica y Vodafone, afirma que toma sus decisiones de manera autónoma e independiente en función de las características del mercado, altamente competitivo, en el que opera y con el ánimo de ofrecer las mejores condiciones tarifarias a sus clientes.

Recuerda, igualmente, que el coste de establecimiento de llamada es sólo un componente del precio del servicio y que sumado el precio consumido y cuotas, en su caso, dan lugar a precios totalmente diferentes.

El conflicto se originó con la entrada en vigor de la Ley de Mejora de la Protección de los Consumidores y Usuarios que obligaba a las operadoras a tarifar por segundo, por lo que modificaron sus precios, al aumentar la cuota de inicio de llamada.

Las tres operadores coincidieron en incrementar esta cuota de 12 a 15 céntimos, mientras que el precio por segundo lo establecieron según sus diferentes ofertas.

Distintas asociaciones de usuarios denunciaron a las operadoras por posible concertación de precios y el pasado 11 de octubre la CNC admitió a tramite la denuncia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios