Banesto gana 449 millones hasta junio, un 15% más

  • La entidad calcula que la morosidad en el pago de hipotecas podría escalar hasta alcanzar el 2% a finales de este año

La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, advirtió ayer que la morosidad hipotecaria podría escalar hasta el 2% a finales de año, aunque la entidad prevé situarse por debajo de esta cifra, mientras que el crecimiento del crédito del sector se situará entre el 8% y 9% y el del banco sobre el 5%. Botín recordó durante la presentación de los resultados hasta junio, periodo en el que el banco ganó 449,51 millones (un 15,1% más respecto a junio de 2007), que la morosidad en España sólo es la mitad de la registrada en Europa pero con el doble de cobertura, y que parte de niveles "muy bajos". Sin embargo, eludió referirse a las declaraciones del presidente de Caja Madrid, que ayer señalaba que la morosidad "no es que llegue, es que galopa".

A su juicio, teniendo en cuenta la previsión de crecimiento de la economía en 2008 de la OCDE, que se sitúa en el 1,6%, la morosidad hipotecaria, "la más previsible", podría situarse en el 2% para finales de año. Asimismo, subrayó que el banco prevé aumentar la distancia de su tasa de morosidad con la del sector y recordó que las entradas en mora del banco por segmentos hasta el mes de junio alcanzó el 0,37% en empresas; el 0,67% en promotores; el 0,84% en hipotecas; el 1,27% en pymes y en el 2,4% en consumo. En este sentido, también recordó que la entidad que preside cuenta con unas provisiones de 1.200 millones de euros y que sólo liberará parte de las mismas si la morosidad llega al 1,5%.

Respecto a los resultados presentados ayer, Botín señaló que el trimestre ha sido "positivo" en un entorno "peor del esperado", y que la buena situación del banco le permite mantener sus objetivos para 2008 de eficiencia, que se sitúa en el 39,5%, de rentabilidad sobre recursos propios . Asimismo, señaló que en 2008 el banco centrará su actividad en la calidad de gestión del riesgo, que le ha permitido mantener baja la morosidad, en la rentabilidad y gestión de márgenes, en la eficiencia operativa y comercial y en la liquidez.

Sin embargo, anunció que la entidad ha pospuesto al medio plazo su objetivo de ganar cuota de mercado, aunque resaltó que lo mantiene, matizando que las circunstancias actuales económicas y de mercado han influido en esta decisión. Sí se han frenado los proyectos de salir a nuevos mercados fuera de España. Se mantiene la vocación de crecimiento orgánico y se descarta cualquier operación con otra entidad, sobre todo tras los rumores sobre una hipotética aproximación al Banco Popular. "No hay nada que yo sepa", subrayó.

Botín presumió de la buena gestión del banco, que le ha permitido alcanzar hasta junio parte de los objetivos para el año, como un 44,1% de clientes con nómina, casi 900.000 clientes con tarifa plana, el 45,3% de los clientes vinculados y 4,5 productos por clientes.

Respecto al futuro, señaló que el sector crecerá en hipotecas este año en torno al 8% o 9%, pero puntualizó que el banco crecerá por debajo de este porcentaje, sobre el 5%. También confió en crecer más en la financiación a empresas, ya que es el "enfoque en este momento". Según explicó, las familias están más endeudas que las empresas, por lo que se aprovechará esta situación para seguir creciendo en este segmento. Otros sectores interesantes son la banca personal y la banca privada (para grandes patrimonios), donde la entidad cuenta con poca presencia y pretende crecer "con calidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios