Agendas a la carta para exportar

  • El programa de proyectos individuales de Extenda permite adaptar a las necesidades y peculiaridades de cada firma la estrategia que ha de seguir en su desembarco o consolidación en los mercados exteriores

"No todas las empresas son iguales ni se enfrentan a las mismas situaciones cuando abordan los mercados internacionales". De este modo justifica Extenda la existencia de uno de los programas que más éxito ha cosechado en los últimos años: proyectos individuales. En su empeño por garantizar un seguimiento continuado del proceso de internacionalización de las firmas de la región, la Agencia Andaluza de Promoción Exterior lanzó en 2002 un servicio de asesoramiento y asistencia a medida, que permitiera adaptar a las necesidades concretas de una empresa la estrategia de introducción o consolidación en un determinado mercado. Desde entonces, se han realizado 872 proyectos individuales para medio millar de firmas.

Juan Manuel López Doublas, técnico del programa, explica que éste se dirige a empresas que ya se hayan embarcado en la aventura de exportar, y subraya su utilidad para aquéllas que se distingan por su especial idiosincrasia; firmas cuyo segmento de actividad no esté demasiado desarrollado en Andalucía y que, por ello, no puedan beneficiarse de las tradicionales actuaciones de promoción sectorizadas que organiza Extenda.

Los proyectos individuales suelen girar en torno al diseño de una agenda de trabajo personalizada, que podrá ser prospectiva, de introducción, consolidación o implantación, según la posición de la empresa en el mercado objetivo y en su propio proceso de internacionalización. Previamente a la configuración del plan de trabajo, se hace un análisis para evaluar la preparación de la empresa, el mercado que le interesa y su experiencia en el extranjero. Una vez concluido, se estructura la agenda en coordinación con la UPN (unidad de negocio de Extenda) del destino en el que se centrará el plan, pues sus técnicos acompañarán a la empresa en la ejecución de todo el proyecto. Un mes y medio antes de desarrollarlo, la firma en cuestión debe remitir a la UPN catálogos y documentación sobre los productos o servicios que comercializa y su actividad, ya que la unidad de negocio necesita esa información para sondear el mercado: la envía por correo a los clientes potenciales que haya localizado y, en función de su respuesta, hace una selección de importadores y distribuidores con los que podrían cerrarse entrevistas de trabajo.

Si la agenda es prospectiva, el viaje de la empresa tendrá como principal objeto la obtención de información de primera mano; si es de introducción en el mercado, los encuentros estarán orientados al cierre de acuerdos con importadores. En caso de que sea de consolidación, los cometidos pueden ser varios: introducir más productos, apoyar al importador para llegar a más clientes, aumentar el área de actuación dentro del mismo país... Para ello, Extenda ofrece servicios complementarios, como la organización de degustaciones y show rooms, o cualquier otra demanda que plantee la empresa. Si lo que se busca es la implantación, entonces la agenda recogerá, además, contactos con abogados que asesoren a la firma sobre la legislación y burocracia de la zona, entrevistas con empresas que dispongan de suelo para instalarse... López Doublas incide, asimismo, en la ayuda que se presta para buscar intérpretes o planificar los desplazamientos.

Cada firma puede realizar tres proyectos individuales al año -cada uno con una UPN diferente- y los destinos más solicitados hasta ahora han sido Estados Unidos, Francia, Alemania, Inglaterra, México y Polonia. En cuanto a la agenda que se desarrolla con mayor frecuencia, el técnico de Extenda asegura que es la de introducción, cuya duración suele rondar los tres días.

Por cada agenda que se realice, la empresa deberá desembolsar una cuota de 450 euros. Para aquellos planes de trabajo que se realicen en países de fuera de la UE, Extenda cubre el 50 por ciento de la bolsa de viaje -billete de avión en clase turista, alojamiento y desayuno en un hotel de cuatro estrellas o equivalente, gastos de intérprete y tramitación de visados para los casos de China y Rusia-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios