Esta vez no basta con un empate

  • Los jugadores de la Balona examinan su demandada implicación en el último partido del año · Óscar, Coco, Espínola y Joseph vuelven a la convocatoria de 17 futbolistas · El técnico no desvela la formación

La Real Balompédica cierra hoy el 2007 emboscada en el ambiente de incertidumbre que ha sido una constante a lo largo del último año. Los albinegros, después de dos empates consecutivos que han vuelto a hacer sonar las alarmas, visitan a un Ayamonte irregular.

El partido podría proporcionar a los linenses la posibilidad de disfrutar, por fin, de una Navidad en la tan ansiada cuarta posición. Para ello, los pupilos de Carlos Ríos precisan vencer y que no lo hagan ni Pozoblanco ni Sanluqueño. Es cierto que los dos rivales directos juegan en casa, pero no es menos verdad que lo hacen ante enemigos tan cualificados como San Fernando y Puerto Real.

La semana ha estado marcada por la llamada a la implicación de la plantilla que el cuerpo técnico y el presidente efectuaron el pasado lunes tras una reunión para analizar la situación deportiva.

Después del entrenamiento de ayer Ríos elaboró una relación con 17 convocados en la que hay numerosas diferencias con respecto a la de la semana pasada. Vuelven Miguel Ángel Espínola y Joseph Chipollina -una vez cumplidas sus respectivas sanciones- y Óscar Tena y Coco, que han mejorado de sus problemas físicos.

Por el contrario salen de esa relación el sancionado Jonathan Parrado 'Johny', Paquito y Steven y permanece en el dique seco Javi Cuevas, cuya reaparición parece cada vez más cercana.

Así las cosas, aunque todos los integrantes del equipo se montarán esta mañana en el autocar, los que realmente lo hacen con la idea de jugar son: David Pérez y Manolo (porteros); Espínola, Ismael, Fede, Óscar, Carlos Guerra, Joseph (defensas); Cárdenas, Barrios, Marín, Gallardo, Coco (centrocampistas); Copi, Miguélez, Noel y Manrique (delanteros).

Con respecto a la formación inicial, el entrenador afirma que mantiene ciertas dudas, pero garantiza que Óscar Tena ocupará, junto a Fede, la plaza en el centro de la retaguardia que deja vacante el castigado Johny. Ríos admite que está barajando la posibilidad de que Carlos Guerra y Joseph compartan el costado izquierdo, pero prefiere no desvelar más datos y ni siquiera confirmar éste.

El preparador balono afirma haber sobrellevado con normalidad las tensiones que han seguido al empate con el Cartaya ("llevo dieciséis meses aquí y sé cómo funcionan las cosas") y añade que está "con más ganas que nunca".

Ríos entiende que hasta el momento se han vuelto con el equipo determinadas adversidades, pero no elude responsabilidades: "Está claro que los principales culpables somos nosotros".

"A partir de ahora lo que hay que hacer es seguir trabajando con optimismo y pensar en el partido siguiente, en el que sabemos que nos vamos a encontrar un rival complicado, porque en esta categoría nadie te regala nada, pero en el que hay que ganar como sea", recalca.

"Es necesario que salgamos al campo con mentalidad ganadora, convencidos de que vamos a ganar", insiste. "Cuando un equipo es mejor que el contrario tiene que demostrarlo desde el primer minuto, no puede hacer concesiones como las que hicimos ante el Cartaya al comienzo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios