De la tierra batida a la hierba, un mundo

De la tierra batida a la hierba, un mundo De la tierra batida a la hierba, un mundo

De la tierra batida a la hierba, un mundo / CATI CLADERA / efe

A dos semanas del comienzo de Wimbledon, Rafa Nadal empezó a adaptar sus golpes, sus pies y su organismo a la superficie de hierba, una vez concluidos los principales torneos de arcilla de la temporada, cuyas pistas son notablemente más lentas que las de gramíneas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios