real balomoédica linense

Una simple cuestión de rachas

  • La Balompédica llega al derbi provincial por delante del San Fernando, pero los visitantes afrontan el duelo después de tres jornadas sumando y con una derrota en sus últimos seis viajes

El exbalono Óscar Martín, en un entrenamiento con el San Fernando. El exbalono Óscar Martín, en un entrenamiento con el San Fernando.

El exbalono Óscar Martín, en un entrenamiento con el San Fernando. / e.s.

El San Fernando CD afronta el partido de mañana (18:30) en La Línea como una final… pero menos. Los isleños, que hace apenas un mes se veían solo dos puntos por encima de la promoción e inmersos en una racha negativa muy acentuada, arriban al Municipal después de sumar siete de los últimos nueve puntos posibles y, lo que es más destacable, con una sola derrota en los seis desplazamientos que han afrontado en la segunda vuelta.

Es curioso esto del vaso medio lleno y medio vacío. La Balona recibe mañana al San Fernando con un punto más en su casillero y, sin embargo, la sensación de desazón que rodea a los de Julio Cobos es inversa a la de su enemigo. No es tan ilógico. Los balonos concurren al duelo después de siete semanas sin vencer y cuatro sin hacer un solo gol, mientras que el rival ha sacado adelante sus dos últimos duelos en casa y entre ambos logró un empate in extremis en su visita al Betis Deportivo.

El conjunto azulino ha remontado o igualado marcadores en sus tres últimos duelos

Fuera de casa desde que comenzó la segunda vuelta el equipo azulino ha arrancado empates en sus visitas a Villanovense, Granada B y Betis Deportivo, ha vencido a Córdoba B y Jumilla y cayó derrotado ante el Real Murcia, lo que le señala como un enemigo peligroso a domicilio.

Un dato que no debe pasar desapercibido, teniendo en cuenta los antecedentes de la Balona, es la capacidad de su rival para remontar o igualar marcadores adversos -lo ha hecho en las tres últimas jornadas- una estadística que está muy relacionada con el hecho de que buena parte de sus goles los anota en la segunda mitad.

El San Fernando realizó varios cambios en su plantilla durante el mercado de invierno. Las dos salidas más significativas fueron la del veterano cancerbero Toni Doblas, que se marchó a hacer caja al Ceres de Filipinas, y la del centrodelantero Chris Ramos, que comenzó la pretemporada en el filial azulino de Primera Andaluza y en diciembre fue traspasado, y muy bien traspasado, al Real Valladolid, con el que ya ha jugado media docena de encuentros en la Liga 1|2|3.

Para cubrir esas vacantes se incorporaron dos jugadores con galones para la zona ofensiva: Bubacar Njie Bakari, que hace tres temporadas fue fundamental con sus goles para que el Hospitalet lograse el título de campeón en el grupo II, y Pau Franch, que llegó a jugar en Segunda con el Castellón hace una década. Por si fuera poco el joven meta David Ramírez, que llegó en verano cedido por la UD Las Palmas, se ha convertido en una garantía en la defensa del marco.

En la plantilla azulina está el exbalono Óscar Martín, que ha participado en 24 encuentros, pero al que últimamente le cuesta entrar en el once titular.

Para el compromiso en La Línea es baja el ilustre veterano Pedro Ríos (Xerez, Recre, Córdoba, Getafe…), que después de superar una lesión en la primera vuelta ha anotado nada menos que siete goles, pese a jugar en banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios