algeciras cf

Un reseteo de cuerpo y mente

  • El Algeciras retoma el trabajo tras el parón de la selección andaluza con dos partidos claves en el horizonte para endulzar el final de 2017

Ernesto, saludado por el preparador físico, Javi Morilla, en el Nuevo Mirador. Ernesto, saludado por el preparador físico, Javi Morilla, en el Nuevo Mirador.

Ernesto, saludado por el preparador físico, Javi Morilla, en el Nuevo Mirador. / jorge del águila

El Algeciras CF volvió ayer a los entrenamientos tras el parón obligado por el compromiso de la selección andaluza en la Copa de las Regiones UEFA, en la que estuvieron Jesús Romero y Alberto Gázquez Albertito a las órdenes de Paco Chaparro. El entrenador José Antonio Asián ya tiene un quebradero de cabeza menos porque los andaluces quedaron apeados del torneo en La Nucía.

La plantilla albirroja se reencontró ayer tarde en los anexos de La Menacha después de cinco días de descanso. Cinco días que pasan volando pero que a muchos aficionados se les hicieron eternos sin competición, sobre todo por no poder quitarse el regusto de la última derrota ante el Cádiz B.

Con las piernas frescas y la cabeza más despejada, el Algeciras comenzó a preparar el final de 2017, una despedida del año con dos partidos fundamentales en el horizonte: el domingo contra el Gerena en el Nuevo Mirador (17:00) y el miércoles día 20 en Lucena (20:00).

En un espacio de apenas cuatro días, Asián y sus jugadores ponen en juego los últimos seis puntos de la primera vuelta, seis puntos que harán oscilar las notas de invierno entre el bien, el notable y el sobresaliente.

Los algeciristas son conscientes de que el próximo domingo necesitan recuperar las buenas sensaciones ante su público y agarrar una victoria que, como poco, permita seguir al acecho del liderato de grupo (ahora a cuatro puntos). El Cádiz B, por cierto, afronta una visita con morbo al Xerez Deportivo en un duelo que está fijado en Chapín.

Asián espera que el pequeño parón haya ayudado a recuperar a los jugadores que arrastraban molestias físicas, aunque Pablo de Castro, que volvió a terminar tocado en el último encuentro, se ejercitó ayer al margen. De los dos convocados por Andalucía, Romero estuvo en la sesión y Albertito se sumará hoy. Máiquez también se perdió el entreno por motivos laborales.

El resto del plantel trabajó con normalidad, entre ellos el capitán Iván, a quien la afición espera ver por fin el domingo ante el Gerena aunque sólo sean unos minutos. El centrocampista está totalmente recuperado de la rodilla y sólo precisa ir adquiriendo ritmo.

El técnico del Algeciras confía en que estos días de desconexión hayan servido para resetear las mentes dentro y fuera del Nuevo Mirador antes de encarar las dos últimas pruebas de 2017.

Los albirrojos, con 32 puntos en la tabla, asumen que será muy difícil acabar la primera vuelta en lo más alto, pero dentro del vestuario no se obsesionan con el hecho de ser campeón de invierno. La historia respalda a un club que las últimas veces que consiguió el ascenso de categoría lo hizo sin haber terminado la primera mitad de la competición como líder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios