Deportes

Un profeta en su tierra

  • El piloto conileño Marcos Ramírez se convierte en el primer andaluz en subir al podio en Jerez

El piloto conileño Marcos Ramírez aplaude desde el podio. El piloto conileño Marcos Ramírez aplaude desde el podio.

El piloto conileño Marcos Ramírez aplaude desde el podio. / j. m. vidal / efe

Podio accidentado para el piloto conileño Marcos Ramírez en Moto3. Se trata de su mejor puesto desde que logró el podio del Gran Premio de la Comunitat Valenciana, el tercero de su carrera, el primero en Jerez, y a costa de una sanción. Pero sabe a gloria.

Tras un fin de semana con altibajos y a falta de coger el ritmo adecuado, el de Conil avanzó hacia el podio con la bandera a cuadros ya alzada debido a una sanción a Alonso López, tercero en la carrera, por exceder los límites de la pista. Fue la guinda a una carrera accidentada, subir al cajón con todo ya terminado.

El piloto gaditano estaba "eufórico" tras lograr su primer podio en Jerez y el primero de un andaluz en el trazado jerezano. "Es algo increíble lograrlo aquí, en casa, con mi familia y mis amigos y donde la afición apoya al máximo".

¿Cómo se enteró del podio?: "Tenía planeado sacar la bandera de Andalucía y cuando he llegado tras dar la vuelta de honor me viene Carlitos, mecánico de Leopard que conozco muy bien, y me marca un tres. Después he visto a mi familia muy contenta y me he quedado sin palabras".

En cuanto a la carrera, el conileño destacó que "las Honda no han estado tan fuertes como en otras pruebas. Me ha costado más adelantar a alguna KTM, aunque sí que es cierto que soy un piloto pesado", al tiempo que añadió que "la carrera ha sido igualada. He estado fuerte atrás hasta que ha llegado el accidente".

Sin embargo, Ramírez se encontraba "motivado". "A pesar de salir tan atrás me veía luchando por el podio, pero cuando he empezado la carrera noté que deslizaba un montón. He tratado de cambiar de neumático para arriesgar y ponerme delante. Iba en el grupo, pero sabía que el ritmo iba a bajar tarde o temprano", destacó antes de agregar que "al final llegué con el mismo ritmo y entré cuarto y, para mí, eso ya era algo increíble, saliendo desde el 18".

En lo que respecta a su KTM, Ramírez destacó que "con respecto al año pasado pero va mejor. Me falta algo de puesta a punto, porque los tests casi que ni cuentan. Pero ahora tenemos días de pruebas para ir mejorando".

La cuestión es que los cambios "están dando resultados, si no, no habría logrado el podio. Desde la pretemporada notaba que perdía tiempo. KTM ha cambiado la moto y me va muy mal. Pero creo que ya hemos notado el problema, en Austin lo notamos, y ahora he estado con ganas durante todo el fin de semana". El conileño espera que "mi Mundial arranque en Jerez. Dw aquí, arriba".

Ramírez declaró que el podio merece celebración: "Estoy eufórico. Quiero aprovechar el momento, pero esta noche no sé. Seguramente me vaya con los amigos a cenar, pero igual lo celebro en la Feria de Jerez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios