La primera de tres finales

  • España se enfrenta a una Eslovenia que llega con la piel de cordero y da como favoritos a los pupilos de Scariolo en el choque de cuartos · Los Gasol necesitarán más que nunca el apoyo de los exteriores

Después de la victoria por incomparecencia de Francia, España afronta desde esta tarde (17:00, La Sexta) el camino de la muerte hacia la final que la selección gala quiso evitar. El cuadro de Vincent Collet quiso pensar en las semifinales y no verse las caras con Lituania, antes que en los cuartos de final de mañana, en los que se enfrentará contra Grecia. El conjunto de Sergio Scariolo no pensó más allá del encuentro contra Francia, ganó y hoy se mide con una peligrosa Eslovenia, en la primera de las tres finales que tiene hacia el oro. Después habrá que pensar en la siguiente, en teoría, con los anfitriones, que deben solventar antes un peligroso duelo con Macedonia.

El partido de cuartos casi no da miedo por la superioridad que el equipo español tiene, a priori, sobre su rival para luchar por las medallas en el Eurobásket 2011 y por los dos billetes directos (los finalistas) para los Juegos Olímpicos de 2012. Si antes de iniciarse el campeonato a cualquier jugador, técnico o aficionado le hubieran propuesto firmar un cruce de cuartos de final contra Eslovenia, lo hubiera hecho a ojos cerrados. Ahora, llegado el caso, conviene no perder de vista el objetivo y cometer el error de mirar más adelante.

La selección balcánica es inferior a la de España, pero eso no significa que no tengan sus armas. Cuentan con el barcelonista Erazem Lorbek en el juego interior, bien apoyado por Begic. Además, por fuera dispone de cinco o seis buenos tiradores encabezados por un Lakovic que si tiene un buen día puede hacer muchos puntos. Con todo, Eslovenia es de los peores anotadores del torneo (67,8 puntos por partido de media), pero es la segunda mejor defensa (65,1 puntos), sólo superada por Rusia. Además, es la mejor en el rebote, un factor clave para controlar un partido. Tras una buena primera fase, cerrada con una derrota in extremis ante Rusia (64-65), la segunda no fue buena y los reveses ante Grecia y Macedonia la dejaron al borde de la eliminación, que salvó ante Finlandia.

Así pues, llegados a cuartos de final, cualquier equipo es digno de ser considerado como un rival peligroso, por mucho que la trayectoria de Eslovenia, como de costumbre en campeonatos largos, vaya de más a menos. Los propios jugadores eslovenos reconocen que "España es favorita", han dicho Lakovic y Lorbek, pero on palabras que parecen pronunciadas con la piel de cordero. Eslovenia no tiene nada que perder y sí mucho que ganar y saldrá dispuesta a buscar el partido y la victoria de su vida.

El equipo español llega en buen momento, con buenas sensaciones y con todo el plantel en buen estado físico. Pau Gasol ha demostrado que a su mejor nivel no lo para nadie, toda una garantía, y junto a su hermano Marc, demoledor en la zona, forma una pareja muy difícil de controlar. Pero Scariolo necesitará que el resto de jugadores cooperen. Navarro está irregular en el tiro y se le necesita para abrir las defensas, al igual que a Rudy Fernández. Calderón va a más y falta por ver qué pueden hacer los jugadores del banquillo en un partido de verdad.

Por si fuera poco, el triunfo asegura la participación en el P reolímpico. Un motivo más para ganar el cruce contra Eslovenia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios