A pescar en río revuelto

  • Los albirrojos visitan mañana al San Roque de Lepe, que ha cambiado de técnico por tercera vez

Jugadores del San Roque de Lepe celebran la victoria sobre el Sanluqueño, en su último partido en casa. Jugadores del San Roque de Lepe celebran la victoria sobre el Sanluqueño, en su último partido en casa.

Jugadores del San Roque de Lepe celebran la victoria sobre el Sanluqueño, en su último partido en casa. / e. s.

El Algeciras rinde visita mañana al Ciudad de Lepe, uno de los campos más complicados de la categoría aunque esta temporada los muros de su fortín hayan cedido más puntos de los habituales. Los albirrojos saben que se encontrarán con un rival herido por su última derrota y estimulado por la presencia del nuevo entrenador, Antonio Rueda, el tercer técnico del proyecto.

Diez puntos separan al Algeciras del San Roque de Lepe, al segundo del undécimo. La realidad es que los aurinegros están más cerca del descenso (a seis) que del cuarto clasificado (a siete), una situación marcada por la irregularidad desde el inicio del campeonato cuando el equipo comenzó con David Chiqui Torres a los mandos. Después llegó Cándido Rosado, quien dimitió tras cuatro partidos y en sendos periodos de transición el club funcionó con el tándem formado por José Antonio Maldonado y Adrián Gaitán, que han sido los que han obtenido mejores guarismos.

El pasado miércoles desembarcó Antonio Rueda, un técnico sevillano joven pero con experiencia que llega del Fuente de Cantos, equipo de la Primera Extremeña.

El San Roque de Lepe era uno de los conjuntos señalados en verano a ser aspirante a la liguilla de ascenso y todavía hay muchos que no lo descartan para la puja con toda la segunda vuelta por delante. Los aurinegros empezaron bien (siete puntos de nueve) pero dos derrotas seguidas acabaron con Chiqui Torres, quien ya mantenía diferencias con la dirección deportiva. El 17 de octubre tomó los mandos Cándido Rosado. Sólo sumó dos puntos y presentó dos veces su dimisión hasta que fue aceptada el pasado ocho de noviembre. En los periodos de cambio José Antonio Maldonado y Adrián Gaitán manejaron al equipo lepero con bastante éxito ya que sumaron diez puntos de quince posibles, los tres últimos hace dos semanas en la victoria sobre el Sanluqueño.

El rival algecirista sólo ha ganado uno de los últimos cinco encuentros en el Ciudad de Lepe, donde sufrió cuatro derrotas seguidas (Arcos, Los Barrios, Cádiz y Gerena). Esa especie de maldición se esfumó ante el Sanluqueño, pero los aurinegros se llevaron un rapapolvo en Las Cabezas la pasada jornada.

El club trata de recomponerse sobre la marcha y reforzó su ataque con Tete (Tomares) y Sabo (San José). Los leperos afrontan la cita con la defensa muy limitada ya que pierden por sanción a Fran Ávila y Rafa Álvarez, y por lesión a Higor Rocha y Ale Roser.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios