La pegada del Villarreal al inicio de cada tiempo certifica su clasificación

El Villarreal sentenció su pase a los dieciseisavos de la Copa de la UEFA a falta de una jornada al ganar al Elfsborg en un partido en el que los españoles sufrieron más de lo esperado e incluso fallaron un penalti, pero hicieron valer su superioridad y sus goles al inicio de cada periodo.

Las cosas no pudieron ponerse mejor para el Villarreal pues en su primera llegada, a los dos minutos de juego, Jon Dahl Tomasson definió perfectamente al fondo de las mallas desde el borde del área pequeña un centro preciso de Nihat desde la derecha.

Los levantinos podían afrontar con más tranquilidad el partido y sin embargo, parecía que los de Manuel Pellegrini no se encontraban cómodos en el campo y poco a poco el Elfsforg comenzó a despertar de su letargo inicial.

Sin embargo, el Villarreal, que por momentos pareció recuperar el control ante un Elsfborg inocente en ataque, salió más enchufado en la segunda parte. Así, a los seis minutos de la reanudación su primera jugada trenzada acabó con una asistencia perfecta de Matías Fernández a Tomasson que, después de hacer un recorte al defensa, batió sin contemplaciones a Wiland de tiro cruzado.

Era el gol de la tranquilidad y del despertar; el Villarreal siguió carburando y su rival, sin pegada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios