real balompédica linense

Y aquí no ha pasado nada

  • Inquilinos del vestuario y aficionados coinciden en restar trascendencia a la primera derrota liguera de la Balompédica y apuestan por mirar adelante y seguir confiando en la plantilla

Formación inicial de la Balona el pasado domingo, en su duelo con el Écija en el Municipal. Formación inicial de la Balona el pasado domingo, en su duelo con el Écija en el Municipal.

Formación inicial de la Balona el pasado domingo, en su duelo con el Écija en el Municipal. / jorge del águila

Comentarios 1

Los aficionados de la Real Balompédica han decidido cerrar filas en torno a su equipo después de que éste cosechase el pasado domingo, ante el Écija Balompié (0-1), su primera derrota de la temporada, por mucho que el resultado haya apeado al equipo de La Línea de la primera plaza e incluso le haya sacado de las plazas que al final de la temporada darán derecho a disputar la fase de ascenso. La conclusión es que ese primer revés tenía que llegar antes o después y que lo realmente importante es que la imagen de los de casa no fue, ni mucho menos, preocupante. Tanto es así que dispusieron de una pena máxima para haber logrado la igualada.

Esa derrora cosechada a manos del Écija no sólo impidió que los albinegros materializasen el mejor arranque liguero de su centenaria historia en la Segunda división B, sino que se tradujo en su primera derrota en el Municipal en lo que va de 2017 (la segunda de Julio Cobos en el banquillo) y, según los datos aportados por Balonadatos en su cuenta de Twitter, en el primer duelo oficial en el que se queda sin marcar desde el pasado cinco de marzo (14 partidos haciéndolo).

Un revés incómodo, como admitió el propio técnico balono, por aquello de que en la cima de la clasificación "se vive muy bien" pero que ha dado pie a una riada de muestras de apoyo y confianza en una plantilla cuyo arranque ha superado todas las expectativas.

De hecho, los primeros que salieron al paso del efecto del marcador fueron algunos de los inquilinos del vestuario. "Ahora más que nunca, vamos Recia", escribía el sanroqueño Diego Molina Stoichkov, ausente por enfermedad en ese duelo ante los astigitanos. "No nos acompañó la suerte, la semana que viene a por el Recre", recalcó el meta Javi Montoya.

Los aficionados, y así se palpaba tanto a la salida del estadio como ayer en los mentideros futbolísticos de la ciudad y en las redes sociales, también han optado por restar trascendencia al resultado ante el Écija y a expresar su convencimiento de que los buenos momentos que han marcado el inicio de la competición se revivirán y a corto plazo.

"Hoy más que nunca estoy con la Balona", se podía leer en Twitter, una red en la que se sucedían los mensajes de contenido similar. "Muchas veces la vida no es justa pero hay que seguir adelante y aprovechar la caída para levantarse con más fuerza", escribía un hincha. "Vamos equipo que está derrota nos sirva para ser aún más fuertes", decía otro. "No pasa nada, el camino es muy largo, habrá día de alegrías, habrá día de muchas alegrías y habrá algunos pocos de tristeza, arriba", se podía leer en otro apartado. "Que esta derrota nos sirva para coger impulso... somos la Recia!!!"... y así hasta el infinito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios