Fútbol l Tercera división

Las jugadas a balón parado marcan a la UD Los Barrios

  • Diez de los veinte goles que acumula la Unión llegaron de falta, penalti o córner

Comentarios 0

Las jugadas a balón parado están marcando el sino de la Unión esta temporada. Se suele decir que en el fútbol de hoy en día, especialmente en las categorías más modestas como esta Tercera división, este tipo de jugadas tienen un papel esencial a la hora de definir los encuentros, y de eso sabe mucho el conjunto barreño, que de los veinte goles que ha anotado esta temporada, diez los ha marcado en faltas, en saques de esquina o al aprovechar una pena máxima.

Y en este tipo de jugadas los gualdiverdes cuentan con un estratega de lujo: Antonio Éstevez. El sevillano es el máximo goleador de la Unión y comparte el segundo puesto del pichichi del grupo décimo con varios jugadores. Estévez ha marcado nueve goles en dieciséis partidos, una cifra que ya querrían para sí mismos todos los delanteros de la categoría a estas alturas del campeonato.

Pero hay un dato aún más demoledor. De esos nueve tantos el extremo derecho ha hecho cinco en otras faltas directas lanzadas con una maestría digna de un jugador de superior categoría, uno de penalti y otro tras el rechace de una pena máxima lanzada por él mismo. En total siete partiendo de jugadas a balón parado.

Estévez, que llegó procedente del Mar Menor el pasado verano, ya sacó el guante que tiene en su pie derecho en el primer encuentro de Liga. El Dos Hermanas fue su primera víctima, pero posteriormente Sevilla C, Xerez B, Córdoba B y Los Palacios también han sufrido los efectos de una bota privilegiada desde un golpe franco ejecutado en las cercanía del área contraria.

Otros tres jugadores también han contribuido a que la estadístca a balón parado sonría a los gualdiverdes. Son Verdú, Uriel y Salido, que en total han dado seis puntos a su equipo en remates tras un córner o una falta lateral.

Verdú decantó la balanza a favor de los barreños en el primer partido de Liga ante el Dos Hermanas cuando el resultado era de empate a dos, Uriel hizo lo propio ante el Cádiz B cuando el resultado era de 1-1, y Salido también contribuyó a sumar en el encuentro ante el Cartaya cuando parecía que el 0-0 no se quería mover.

En el cómputo general de la temporada las jugadas a balón parado en contra de los gualdiverdes también han mejorado. La temporada pasada los barreños encajaron un número considerable de goles tras saques de esquina o faltas laterales, pero esta temporada sólo cinco jugadas a balón parado han acabado en el fondo de las redes de los de la Villa.

Sin embargo, el registro de córners o o golpes francos que han terminado en gol en contra para la Unión se ha visto aumentado en las últimas jornadas. En los cinco últimos partidos, en los que la Unión ha encajado diez goles -uno más que en los once restantes- ha recibido cuatro a balón parado, tres ante Los Palacios y uno con el Ayamonte.

En estos mismos cinco encuentros los gualdiverdes sólo han conseguido marcar en cuatro ocasiones, precisamente las cuatro han llegado en jugadas de estrategia: dos faltas directas y un penalti de Estévez y una falta rematada por Salido.

25%

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios