fútbol lSelecciónEurocopa

El juego amable de Iniesta

  • El centrocampista del Barça acapara los elogios tras la remontada de España ante Chile · A sus 27 años, su protagonismo dentro del equipo nacional es absoluto

Ajeno a las trifulcas y supuestos problemas entre jugadores de Barcelona y Real Madrid, Andrés Iniesta recordó con su fútbol amable el viernes ante Chile cómo España fue campeona del mundo en Sudáfrica.

Entró en el segundo tiempo del amistoso ante los chilenos, con su equipo abajo por un inesperado 2-0, y lideró la recuperación de un combinado que no demuestra en los amistosos el porqué de la estrella dorada que luce en su camiseta.

"La entrada de Iniesta fue clave. Me alegro mucho de participar en este partido para verlo de cerca. Es el jugador más sencillo que he visto en mi vida y el más eficaz. Hace fácil lo difícil", lo alabó tras el partido disputado en Suiza el argentino Claudio Borghi, seleccionador chileno.

Iniesta anotó el primer gol de España y asistió a Cesc para el empate 2-2. "Andrés (Iniesta) ha cambiado el partido", dijo su compañero en el Barcelona nada más finalizar el encuentro. Pero Iniesta rechazó, como es costumbre, cualquier protagonismo.

El centrocampista, de 27 años y escaso pelo, asume cada vez más peso tanto en la selección como en el Barcelona. El del viernes fue el encuentro número 60 con la camiseta roja, con la que anotó ya ocho goles, uno de ellos el mítico de Johannesburgo que supuso el triunfo de España en la final del Mundial contra Holanda.

A España, con problemas ahora en la defensa por las lesiones de Gerard Piqué y Carles Puyol y con la duda eterna del lateral izquierdo, le está costando asumir su papel de campeón del mundo. Pese a que el martes puede sellar ya en Liechtenstein su pase a la Eurocopa de Polonia y Ucrania -donde defenderá el título de 2008- gracias a un pleno de cinco triunfos, es en los amistosos donde más sufre.

Aún duelen las goleadas encajadas ante Argentina y Portugal como visitante. El sufrimiento el viernes ante Chile revivió esas experiencias. Pero esta vez sí supo reaccionar a tiempo.

Esos golpes y el fácil camino hacia la Eurocopa se han visto salpicados por los deseos de renovación del técnico, Vicente del Bosque, y por las consecuencias que puede llegar a provocar en el aceitado grupo la erosión de los duelos entre Barcelona y el Real Madrid, que aportan la mayor parte de jugadores de la selección y que están enfrascados de lleno en una batalla feroz por la supremacía del fútbol español y europeo.

Iker Casillas enfrentado a Xavi, Sergio Busquets a Sergio Ramos, David Villa a Xabi Alonso... Quien no ha estado apenas metido en las disputas es Iniesta, empeñado en dar la razón a Vicente del Bosque cuando dijo que los miembros de la selección "son chicos limpios, sin prejuicios, maravillosos".

Durante los días previos al partido con Chile, barcelonistas y madridistas se esforzaron en decir que remarán juntos en la selección, como siempre. En Suiza, Sergio Ramos, Busquets y Arbeloa se pelearon juntos contra varios jugadores chilenos. Todos salieron en defensa de Iniesta, jugador y personalidad que recuerda a España cuál es el camino del éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios