Tres horas de pruebas y sudor

  • Nadal completa su primera jornada de trabajo en Los Califas, adaptándose a la pista y al fuerte calor · El balear hizo especial hincapié en su servicio y en el revés mientras que sus compañeros descansaban.

Comentarios 9

Después de la toma de contacto del pasado martes, Rafa Nadal completó su primera jornada de entrenamiento completo sobre la arcilla de Los Califas. El manacorí se ejercitó en una sesión que sirvió tanto de adaptación a la pista como de recuperación tras el maratón físico al que se ha sometido en los últimos días.

Porque como el propio jugador reconoció, lo del martes fue una simple toma de contacto. Apenas tres horas después de llegar a Córdoba procedente de Nueva York y aún bajo los efectos del jet lag, el balear se fue a la plaza de toros para pelotear durante media hora, apenas una forma de desentumecer los músculos y romper a sudar para aclimatarse a la pista y al fuerte calor que reinará en la ciudad durante el fin de semana.

Tras entrenarse por la mañana con sus compañeros, el número dos del mundo lo hizo luego solo por la tarde, en la pista de prácticas alejada de la central, junto con su tío y entrenador Toni Nadal. La sesión vespertina la dedicó únicamente al saque, y sin acompañante al otro lado de la pista, Nadal se dedicó a poner a punto este arma, uno de los puntos flacos del zurdo de Manacor en la final del lunes contra el serbio Novak Djokovic.

En la sesión matinal no participaron Fernando Verdasco y Feliciano López, que tras su comparecencia de prensa con el resto del combinado español regresaron al hotel para sólo ejercitarse por la tarde, mientras que por la tarde Nadal trabajó duro con Ferrer. El balear se quejó en varias ocasiones del bote de la pelota y sobre todo incidió en su golpe de revés, con el que no se encontró cómodo, mientras Ferrer aguantó sus acometidas.

Toni Nadal hizo hincapié en el saque porque considera que es el golpe a mejorar. Marcó con una botella en la línea de fondo el lugar preciso para que Rafa colocara los pies, y recalcó sobre todo la pronación, el movimiento del impacto y giro de muñeca, para preparar a su pupilo.

El número uno español se ejercitó al mismo ritmo que sus compañeros, confirmando sus palabras de la rueda de prensa matinal cuando asumió que llegaba "cansado, pero no mermado". Con el enorme fondo físico sobre el que basa gran parte de su tenis, Nadal volvió a demostrar que su capacidad de recuperación es enorme y que 48 horas pueden ser suficientes para que llegue a tiempo a la primera jornada. 

Así, todos los integrantes del conjunto español ya están aclimatados a la pista después de varias jornadas de trabajo a las órdenes de Albert Costa. Salvo el estado físico de Nadal, el capitán del equipo nacional tiene a tope a todo el equipo, pendiente del sorteo que esta mañana (12:00, Diputación) determinará el orden de juego de la semifinal.

En ese momento se desvelará la gran incógnita, saber si el balear estará listo para mañana. No es ésa la única duda, ya que en Francia tampoco está claro quién acompañará a Jo Wilfried-Tsonga en los encuentros individuales. Desde que se conoció la baja por lesión de Gael Monfils, la gran preocupación del capitán galo Guy Forget es buscar un acompañante para el jugador de Le Mans, consciente de que de su concurso dependerá gran parte de la suerte de su selección.

Richard Gasquet (número 15 del mundo) y Gael Monfils (11) son los candidatos para el puesto, aunque la decisión estratégica se reservará hasta el final. Mientras, para el dobles tienen muchos números Michael Llodrá y Julien Benneteau, aunque para eso habrá que esperar hasta la jornada del sábado, en un encuentro que ambas partes han apuntado que puede resultar clave para el desenlace de la eliminatoria.

Envueltos en ese debate, los jugadores galos abrieron ayer la jornada de entrenamientos a las 9.00, evitando gran parte del calor que cayó sobre la ciudad a partir del mediodía. Al igual que en los días anteriores, Francia volvió a repetir su calentamiento con balones de fútbol y rugby para posteriormente afianzar su juego sobre la tierra batida de Los Califas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios