cd badajoz | real balompédica linense

Una historia por escribir

  • La Balona estrena la Liga en Badajoz, donde busca un triunfo como visitante en la primera jornada que se le niega en Segunda B desde 1985

  • Joe, Mario Gomez y Juanmi, descartados

Comentarios 1

La Real Balompédica Linense comienza esta tarde su vigésima primera campaña en Segunda división B. La séptima consecutiva. Lo hace en Badajoz, donde busca un triunfo como visitante que, al menos en la categoría de bronce, se le niega en esta jornada inaugural desde 1985, cuando lo arrancó en el viejo Los Cármenes de Granada por 2-3. Julio Cobos cita hoy en el autocar a las 10:00 a todos sus hombres, a excepción de Joe, lesionado, Mario Gómez, que aún no ha completado su rehabilitación, y el recién llegado Juanmi Carrión. El técnico guarda tan celosamente su once inicial que ni los inquilinos del vestuario tienen claro quiénes serán los que salten al Nuevo Vivero para dar comienzo a las hostilidades a partir de las 19:00.

Acabaron los fuegos de artificio y llega la hora de la verdad. Al fin en juego partidos de los que cotizan, en los que los resultados son más valiosos que las tan recurrentes sensaciones de la inacabable canícula. La Balona regresa al Nuevo Vivero (donde ya ganó en su única visita) para romper la racha de las dos últimas campañas, en las que la derrotas en Jaén en la estreno liguero fueron el prólogo de muchos sinsabores.

Una historia por escribir Una historia por escribir

Una historia por escribir

Después de una pretemporada en la que ya hubo algunos sobresaltos, el sábado previo al arranque se guardaba un desagradable as en la manga. Uno de los futbolistas que mayor nivel había ofrecido en los amistosos, Joe, que desde el jueves venía sintiendo molestias en la parte posterior del muslo, avisó nada más arrancar la sesión de trabajo que el dolor era demasiado intenso como para seguir entrenándose. Sufre una pequeñísima rotura de la que se podrá recuperar en poco tiempo. Una de ésas que si fuese la última jornada de Liga y hubiese mucho en juego no le impediría calzarse las botas, pero que a estas alturas hace recomendable tomar precauciones.

Como tampoco viaja hasta tierras extremeñas Mario Gómez, que apenas ha podido completar con el grupo media docena de entrenamientos, todo apunta a que el centro de la defensa estará compuesto por Olmo (ausente ayer por cuestiones laborales) y Dennis Nieblas, que apenas si han coincidido un puñado de minutos durante todo el periodo de preparación. El míster, de hecho, dedicó un buen rato a charlar con este último después de que terminase el trabajo.

El once es un auténtico secreto. Hay dudas en casi todas las líneas. Las apuestas están divididas en cuanto a quién ocupará el marco (Javi Montoya o Jesús Godino) y todo parece que la defensa sí que estarán Sergio Rodríguez y Luis Madrigal en los costados con los ya mencionados Olmo y Dennis en el centro.

De ahí hacia adelante sólo Gato, Ismael Chico y Sergio Molina parecen tener la plaza garantizada.

Para la plaza en el doble pivote pelean Sana y Mario Abenza; en el centro del ataque pueden jugar Stoichkov o Wilson Cuero, por aquello de que el rival es muy físico. Pero es que cabe la posibilidad de que el sanroqueño se ubique en el costado de la medular, puesto para el que también se postula Juampe.

La decisión la tiene Cobos. Y la ilusión, toda la hincahada de la Balompédica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios