unión deportiva los barrios

Un gol que vale muchos quilates

  • El primer tanto de Juanma en el San Rafael es el que puede dar la salvación en Tercera a la Unión

Juanma coge el rechace de su disparo antes de marcar el gol de la victoria ante el Utrera. Juanma coge el rechace de su disparo antes de marcar el gol de la victoria ante el Utrera.

Juanma coge el rechace de su disparo antes de marcar el gol de la victoria ante el Utrera. / jorge del águila

El primer gol de Juanma en el San Rafael llegó en el último suspiro de la temporada para salvar a la Unión de las llamas del descenso. Al menos del descenso directo, ya que los barreños están a la espera de que algún equipo del grupo X ascienda a Segunda B y deje sitio para la próxima andadura en una Liga superpoblada con 23 clubes después de que Betis Deportivo, Córdoba B y Écija hayan bajado de peldaño.

El tanto de Juanma significó la victoria gualdiverde sobre el CD Utrera, un gol de mucho valor porque permite a los de la Villa soñar con su continuidad en la categoría, algo que el pasado domingo daban por hecho.

"Sufrimos hasta última hora esta temporada, pero al principio de la segunda vuelta firmábamos todos a llegar con vida al último partido", reconoció el algecireño.

Juanma explica que la Unión afrontó el último duelo "sin pensar en otros marcadores, sólo estábamos pendientes de hacer lo nuestro que era ganar y por eso salimos a comernos el campo".

El centrocampista formado en las canteras del Taraguilla y el Cádiz rubricó su primer tanto del curso en el campo barreño. "Contento, sobre todo si sirve para dar la permanencia", aseguró el centrocampista antes de conocer el overbooking de plazas en una competición cuyos inquilinos cruzan los dedos para que se produzcan ascensos.

A sus 27 años, Juanma cuenta con una larga trayectoria por los equipos de la comarca, aunque reconoce que ahora se siente muy a gusto en la Villa: "Estoy contento tanto en el pueblo, donde vivo ahora, como en el club, es un sitio donde se está cómodo", afirmó.

La afición, encabezada por el Comando Chicharrón, solicitó la adopción del futbolista de pleno derecho. "No es algecireño, es barreño", le cantaron tras el gol.

La alegría de la familia gualdiverde queda por lo pronto en un compás de espera que podría quedar aclarado dentro de dos semanas si el Cádiz B consigue subir en su eliminatoria de campeones con el Teruel. Si falla, tendrá otra bala más en un camino donde se hayan Algeciras y Ceuta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios