Fútbol l Segunda división B

Cuando ganar es una quimera

  • Montes reconoce que la plantilla del Algeciras se aferra a la asamblea del día 18 como la última esperanza y dice que pese a todo intentará vencer al Águilas. "Aunque en esta situación sería un milagro", matiza

Comentarios 3

"Ganar en estas condiciones es prácticamente un milagro". La frase la pronunció ayer el entrenador del Algeciras, José Luis Montes, y define a la perfección el panorama desolador que presenta el estadio Nuevo Mirador.

Allí, en La Menacha, el partido de mañana ante el Águilas no se olvida, aunque el peso de la crisis económica e institucional aplasta cualquier conversación deportiva. "No estamos dejando eso -Montes se refiere al fútbol en sí- aunque es muy complicado porque la gente cada día está más triste. Cuando un jugador se quiere ir es que ya se ha ido. Es difícil mantener la tensión, pero dentro de eso intentaremos jugar e intentaremos ganar; lo que pasa es que hacerlo en estas condiciones es prácticamente un milagro. Nosotros podemos ayudar, trabajar, pero milagros no podemos hacer. En la cabeza de los futbolistas no podemos entrar y esto se basa todo en el estado anímico, en hacerles reaccionar, a fuerza de coraje, decirles que en las dificultades es cuando se tiene que ver qué tipo de persona somos", relata.

El entrenador del Algeciras, que vivió una época dorada del club, describe así la actual: "Es una locura. Estas no son condiciones para trabajar. Hay una incertidumbre total, situaciones muy complicadas de manejar, por todo lo que ha pasado. Es muy difícil".

El técnico analiza la situación: "Tengo una sensación de impotencia, porque me gustaría hacer otras cosas; yo creo en otras cosas y no se ve el final del túnel. Cada vez parece que el asunto está más complicado. Ahora parece que hay un último plazo ya, con la asamblea del día dieciocho. Seguramente hasta ahí podremos aguantar a ver qué solución se plantea en esa asamblea, si el club puede tirar para adelante y en función de eso a lo mejor se resuelven los problemas o no, ya veremos. Más para allá de ese día yo creo que es imposible, porque ya hay un jugador que se ha ido, en contra de la opinión del entrenador, y ahora que se ha abierto una puerta quieren salir todos por la misma, cosa que habría que haber tenido en cuenta en el momento de haber dado esa baja. Se van sumando y es peor, porque lo que no queríamos, que es una desbandada, se está dando. Se ha abierto la veda y eso hay que pararlo".

Montes fue preguntado por quién o quiénes se quieren ir. la contestación fue rotunda: "Todos los que tienen equipo. Esto no es un tema deportivo, lo que pasa es que no ven la posibilidad de cobrar y quieren buscarse la vida. No es que tiren la toalla, porque la gente está comprometida para dejar el equipo donde está, pero no pueden seguir". Él afirma que no se va."Yo voy a seguir hasta que no haya más posibilidades. Difícilmente podría animar a los jugadores cuando yo soy el primero que planteo problemas para quedarme. En el momento en que tú pides a los jugadores que se queden y agoten todas las opciones de salvar esto puesý el capitán es el último que se tiene que marchar del barco. Daría un mal ejemplo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios