El exalgecirista Pablo Ganet sonríe en el Ittihad de la Primera marroquí

  • El medio, aclimatado a su nuevo equipo en Tánger, participa en la pelea por el campeonato de Liga

Pablo Ganet. Pablo Ganet.

Pablo Ganet. / e.s.

La vida sonríe a Pablo Ganet. Hace poco más de mes y medio que el centrocampista, no sin que mediase alguna polémica, cambió de aires, de Algeciras a Tánger, y ya es uno más en la plantilla del Ittihad Riadi, uno de los equipos que lucha por el título de la primera división de Marruecos.

El malagueño con pasaporte de Guinea Ecuatorial Pablo Ganet Comitre (4-11-1994) disfruta del momento en Tánger, tal y como relató en una entrevista concedida a El Córner del Sur.

El exalgecirista explica, como hizo en su día al abandonar el Nuevo Mirador, que decidió aceptar la oferta por "la posibilidad de jugar en Primera y dar el salto al fútbol profesional en un gran club de Marruecos como es el Ittihad Tánger. He podido disfrutar de minutos y he tenido la suerte de marcar algún gol", apunta el mediocampista.

"La manera de trabajar es muy profesional y similar a la que conocemos en España y la realidad es que el equipo marcha con una dinámica muy positiva y esperamos que con trabajo y esfuerzo los resultados sigan siendo buenos", abunda. "Ahora mismo nuestro objetivo es estar concentrados partido a partido para que esto siga así y luchar por los puestos de arriba", cuenta.

El Ittihad pelea con dos clásicos del balompié norteafricano, el Agadir y el Raja Casablanca por la primera plaza. "Es un equipo muy bien trabajado y con mucha ambición y ganas de hacer las cosas bien", señala.

Ganet reclaca: "A nivel personal espero seguir creciendo como jugador y disfrutar del máximo de minutos posibles. Como colectivo ojalá sigamos en esta buena dinámica y quedemos lo más alto posible en Liga y por qué no lograr el título ligero".

El internacional por Guinea Ecuatorial recuerda en la mencionada entrevista con enorme cariño su debut oficial "en el partido inaugural de la Copa de África 2015 contra Congo".

"Tuve la suerte de jugar de titular en mi primer partido siendo anfitriones y delante de 45.000 personas", detallla. "Las sensaciones y el recuerdo de ese día son inexplicables y será algo que jamás olvidaré", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios