Tres estilos para un trono

La Liga comienza hoy viernes y traerá una enorme riqueza táctica en el duelo por el título, como corresponde a tres técnicos tan diferentes como son Zinedine Zidane, Ernesto Valverde y Diego Simeone.

El galo es el técnico del momento, sin duda. En menos de dos años que lleva al frente del Real Madrid ha logrado seis títulos después de un balance espectacular, pues su equipo ha sumado 250 goles en 89 partidos jugados bajo su mando.

Pero su influencia ha ido más allá de los números, algo que se presupone a todo entrenador que tiene a su disposición a algunos de los mejores jugadores del planeta. Por una parte, estuvo el Zidane gestor, un hombre que la pasada temporada provocó una pequeña revolución al lleva al límite su política de rotaciones. Hizo sentir importantes a casi todos los jugadores. Y en segundo lugar se situó el Zidane táctico, un entrenador que, en contra de su creencia inicial, renunció a jugar con tres puntas para pasar a un esquema con cuatro centrocampistas.

Si el Madrid lo tiene todo hecho, el Barcelona está por construir. Al frente del barco se situó Ernesto Valverde, quien sucedió a Luis Enrique tras tres años de desgaste del asturiano en el club azulgrana.

El técnico vasco tiene una misión muy complicada. No sólo deberá encontrar soluciones para la marcha de Neymar, sino que, según le exige la hinchada, deberá intentar recuperar la esencia del juego que se asoció al Barcelona en la última década. La duda es si tiene los jugadores para hacerlo. "Nos adaptamos a lo que tenemos. Lo que importa es el estilo", reconoció el técnico vasco.

En la pretemporada enseñó que apuesta por la presión adelantada, el fútbol de toque y las llegadas de los laterales, como le gustó que jugara el Athletic, su anterior club. Pero la cuestión es ver con qué jugadores cuenta para manejar la pelota.

El tercer gran aspirante es el Atlético, aunque enormemente lastrado por la sanción de FIFA de no poder inscribir jugadores hasta enero. Sin embargo, el conjunto rojiblanco lleva años reinventándose con Simeone.

El técnico argentino dio muestras de querer evolucionar hacia un estilo más osado al comienzo de la pasada temporada, pero los resultados no fueron los esperados y sólo volvió a ganar cuando regresó a lo que mejor sabe: agruparse, defender y exhibir la dinamita de Griezmann arriba.

Siguen prácticamente los mismos jugadores, aunque con un año más, algo que preocupa en casos como pueden ser Godín, Gabi o Fernando Torres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios