ulb | icom udea faltan tres días

Un derbi con todos sus avíos

  • El reencuentro baloncestístico entre La Línea y Algeciras levanta pasiones

  • Los técnicos lo analizan y la marcha de Edmond Koyanouba con Chad siembra la polémica

Javi Malla y Vicente González, en la grada de pabellón de La Línea, ayer. Javi Malla y Vicente González, en la grada de pabellón de La Línea, ayer.

Javi Malla y Vicente González, en la grada de pabellón de La Línea, ayer. / erasmo fenoy

El primer derbi comarcal de la Liga EBA en más de quince años ya se está jugando. Unión Linense de Baloncesto e Icom Udea comenzarán su duelo sobre la pista el sábado a las 19:00, pero el pulso hace rato que ha arrancado. La marcha del albinegro Edmond Koyanouba con la selección de Chad y la decisión del equipo algecireño de no aplazar el encuentro se ha convertido en la mecha para comenzar a caldear el ambiente de un partido de rivalidad que se remonta a hace casi medio siglo. Un derbi sin un poquito de tirantez tampoco parece un derbi. El técnico de los de casa, Vicente González, lo tiene claro: "Sin Edmond [Koyanouba] tenemos menos opciones, pero eso no quiere decir que no tengamos ninguna". El de Icom Idea, Javi Malla, es más rotundo: "Me molesta que se haga ver que vamos a jugar contra un equipo de la liga de adultos; la realidad no es que un súper equipo millonario se mida a un rival pequeñito que a ver qué puede hacer, porque la ULB es un gran equipo".

Javier Malla tiene la deferencia con Europa Sur de desplazarse ex profeso hasta el que el sábado será el escenario del encuentro, donde se saluda afectuosamente con Vicente González y con quien bromea durante la sesión de fotos a la que les somete Erasmo Fenoy. Los dos técnicos tienen claro que el partido, como tal, tiene el valor de que existe la posibilidad de que contabilice para la segunda fase, lo que no es precisamente un dato baladí. Pero si se habla del otro valor, el añadido, el emocional, ése es incalculable.

"No me sorprende el ambiente que hay, un derbi se tiene que vivir, un partido de este tipo hay que disfrutarlo durante la semana y el sábado uno lo seguirá disfrutando y otro habrá dejado de hacerlo, pero todo lo que sea vender baloncesto, vender nuestro producto me parece fenomenal", recalca Vicente González, que admite que dentro de su vestuario existen dos grupos a la hora de afrontar esta contienda.

"Somos un equipo con mucha gente nueva y no todo el mundo sabe lo que supone enfrentarse a Algeciras", explica. "Los que son de aquí o lo han vivido o lo han oído y quieren sentirlo por primera vez, aunque ya jugamos el de la Copa pero explicárselo a un americano… ellos palpan que es algo especial por cómo ven a la gente del club y cuando vean el pabellón lleno lo van disfrutar, pero les cuesta más entenderlo".

Para Javier Malla el pabellón de La Línea no tiene secretos. Ha entrenado en varias etapas en ese recinto al extinto CBL y no hace tanto a la propia ULB, a la que condujo a una final a cuatro. "Por supuesto que siento que llego a mi casa, además de que es la casa de amigos míos y entre gente de la familia nunca te sientes extraño", recalca. "Otra cosa es que soy consciente de que no es el club cuyos intereses yo defiendo y que ahora mismo es mi equipo rival".

Malla sonríe cuando se le pregunta por el significado de este derbi. "He vivido tantos en mis carnes como jugador y como entrenador. Incluso alguno como entrenador del Linense y tengo casi todas las visiones. Sé que son días muy especiales y que hay que aprovechar para vivirlos en toda su intensidad, eso sí, con el afán de salir victorioso".

El técnico algecireño recalca que sea cual sea el resultado "la liga no habrá acabado para ninguno de los dos, habrá que seguir funcionando, pero para mí sí que es un partido muy importante, porque lo es para mis aficionados y lo que es relavente para mi club y para su afición para mi es fundamental".

Este primer derbi comarcal con las actuales denominaciones es producto del trabajo de dos décadas con su cantera de la ULB y de la afortunadísima irrupción en la categoría de Icom Udea. "Todo suma. La Línea en unos momentos económicos muy complicados y con las opciones de patrocinio muy limitadas lleva casi veinte años con una familia tremenda, con una implantación increíble en la ciudad, con niños y niñas de todas las edades y ha mantenido la llama cuando estábamos atravesando el desierto y además ahora mismo hay cierta bonanza y ha podido resurgir Udea", subraya Javi Malla.

"No cabe duda de que el primer equipo, que es una de los intereses de la ULB, tiene una motivación cercana e histórica que es Udea y a su vez Udea tiene un referente cercano a todos los niveles", abunda el preparador algecireño.

"Nos interesa a la gente del baloncesto y a la del deporte en general que esa dualidad exista durante mucho tiempo y si es con los dos arriba, mejor, porque esa es una de las bases del crecimiento", recalca.

Vicente González esquiva hablar de potenciales y se limita a decir que cada club hizo la plantilla de acuerdo a sus posibilidades "y lo mismo Javi tiene unos problemas que a mí no me gustaría tener o él tiene otros que yo no quisiera para mí".

Y entonces llega el momento tenso de una conversación que se prolonga durante casi media hora. La ausencia de Edmond Koyanouba está sobre la mesa. "Su baja no elimina las posibilidades de la ULB, pero si las reduce", lamenta el técnico de los de La Línea. "En baloncesto siempre existe una posibilidad y lo que tenemos que hacer es ser consciente de eso y aferrarnos a esa opción si queremos ganar el derbi, pero es evidente que hubiésemos querido contar con él".

"Todos sabéis que no nos gusta lamentarnos de quien no está, así que los que estamos debemos darlo todo para defender nuestros colores, a nuestra afición y no queda otra que currar y si no está Edmond pues hacerlo al ciento diez por cien para cubrir lo que él nos daba y que no podrá aportar en este partido".

Malla espera pacientemente su turno, pero su réplica es contundente: "Vengo oyendo cosas desde comienzos de semana y parece que Udea vaya a jugar contra un equipo de la liga local de adultos y no debemos perder de vista que la ULB tiene ahora mismo más experiencia que Udea, que se ha ganado un prestigio en la competición a todos los niveles estando en una final a cuatro y disputando el año pasado un play-off".

"Además el equipo de La Línea cuenta con cuatro extranjeros, a pesar de haber cortado ya a uno; tiene como base a uno de los jugadores que posiblemente más jornadas haya sido MVP como Miki Ortega, cuenta con un internacional, aunque no pueda estar en esta ocasión, con un alero extranjero que se acaba de incorporar…", continúa.

"Es que me da la impresión de que se quiere hacer ver que viene a jugar el Real Madrid con un equipo de la Liga de adultos y no, van a jugar dos equipos que tienen como objetivo hacer las cosas bien durante la temporada y que por eso sus directivas se han esforzado en el máximo que cada uno puede", recalca.

"Es evidente que Vicente González querría contar con Koyanouba y que su ausencia es una contrariedad para el equipo de casa, pero yo también tengo que afrontar cada semana los partidos con ausencias [las detalla] y mi experiencia lo que me dice que cuando hay una baja hay muchas altas y estoy seguro que muchos jugadores de Vicente van a tomar ese protagonismo, van a dar el paso adelante y posiblemente de esa adversidad la ULB sacará más cosas positivas que negativas", sigue. "Nosotros vamos a enfrentarnos a un equipo muy bueno, con un cuerpo técnico muy bueno, con una directiva que sabe lo que se hace y a la que defenderé siempre, con jugadores viviendo en hoteles y en pisos como los nuestros… Es un partido muy duro".

"Lo que no puede quedar la sensación es de que como no aceptamos el aplazamientos somos unas malas personas, de eso nada", dice en tono categórico. "Si cambiábamos de fechas perdíamos a jugadores, no quiero parecer yo el malo de la película, porque no he sido quien he convocado a Koyanouba con la selección de Chad".

"Si he transmitido en algún momento la sensación de que el equipo va como de pobrecito no era mi intención", se defiende Vicente González. "Ya he dicho que tenemos menos opciones, pero que nos vamos a aferrar a ellas porque queremos ganar, porque nos hace ilusión ser el primer equipo que derrota al líder… pero es verdad que sin Edmond tenemos menos opciones, pero tenemos algunas".

"Para nada nuestra intención es transmitir que vamos de pobres, porque no nos lo consideramos", recalca.

"Éste es un equipo hecho para competir, que lucha por hacerlo, pero otra cosa es que éste sea un club con filosofía de cantera, que su primer equipo cuenta con siete u ocho jugadores de la casa", desliza.

"Con respecto al no aplazamiento del partido, Udea está en su derecho, ellos tienen que mirar por sus intereses y me parece lícito", deja claro Vicente González. "No hay reproche alguno por nuestra parte".

Por encima de esa tensión, necesaria y sana, lo que una parte y otra tienen claro es que este primer ULB-Udea resucita el ambiente de baloncesto comarcal. Sea cual sea la suerte del resultado, ganará el básquet de esta zona. Que buena falta le hacía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios