motociclismo mundial de superbikes

Un campeonato abierto a todos

  • El 'paddock show', donde interactúan pilotos y aficionados, uno de los muchos atractivos en Jerez

Jordi Torres, Xavi Forés y Ana Carrasco, brindando por un buen fin de semana en Jerez. Jordi Torres, Xavi Forés y Ana Carrasco, brindando por un buen fin de semana en Jerez.

Jordi Torres, Xavi Forés y Ana Carrasco, brindando por un buen fin de semana en Jerez. / pascual

La penúltima prueba del Mundial de Superbikes arranca hoy en el Circuito de Jerez con los primeros entrenamientos libres de las distintas categorías en un fin de semana muy esperado por los aficionados a las motos de serie, ya que se trata de un evento muy cercano para los fans que tienen la oportunidad de acceder al paddock y vivir con intensidad el ambiente de la competición además de ver competir en pista las mismas motocicletas que pueden adquirir en los concesionarios de las marcas involucradas, entre ellas, Kawasaki, Yamaha, Honda, Ducati, Aprilia, Ducati, MV Agusta y BMW.

Uno de los grandes atractivos del Mundial de Superbikes con respecto a otros campeonatos es que el público se beneficia durante el fin de semana del formato de dos carreras de la clase reina. Gracias a esta fórmula pensada para el espectador, el público que acude al circuito cuenta con el aliciente extra de ver carreras puntuables en ambas jornadas. Pero, carreras al margen, también atrae mucho al aficionado poder interactuar con los pilotos en el paddock show, una carpa que es punto de encuentro entre pilotos y público: firmas de autógrafos, ruedas de prensa, entrevistas e incluso competiciones de ping pong y karaoke se celebran para satisfacción del aficionado.

El Mundial de Superbikes llega a Jerez con el campeonato ya en manos del británico Jonathan Rea, primer piloto en obtener tres títulos consecutivos. Pero aún quedan alicientes: está por decidir el subcampeonato y los títulos de Supersport, Supersport300 y SuperStock1000, categorías soporte del Mundial.

Tres pilotos españoles, Xavi Forés, Jordi Torres (SBK) y Ana Carrasco (SSP300) visitaron ayer las instalaciones de Diario de Jerez, periódico del Grupo Joly, donde brindaron con un jerez por un buen fin de semana en el circuito y tuvieron la oportunidad de firmar en el Libro de Honor del periódico.

Forés, con una Ducati Panigale privada, marcha séptimo en el campeonato con opciones de acabar en el top 5, mientras que Torres es noveno y lleva todo el año peleándose con la BMW, una moto con una electrónica menos sofisticada que la del resto de equipos. "Estamos en Jerez y aquí los pilotos locales siempre damos un poco más", confiesa Forés, que espera tener "un buen fin de semana para luchar por el podio" aunque confiesa que "las dos Ducati y las dos Kawasaki oficiales están lejos" y en cuanto a sus opciones de podio dice que "existen pero es difícil si no fallan" los favoritos.

Mientras, Torres indica que la temporada está siendo "difícil aunque la progresión es buena". "Obviamente, me gustaría ganar pero el principal objetivo es estar en la pelea con los de delante", asegura.

Ana Carrasco, por su parte, ya es historia del motociclismo mundial. La murciana consiguió en Portimao el primer triunfo de una mujer en un mundial de velocidad. Reconoce que esa victoria "puede abrir puertas". "Espero que sirva para que las que vengan tengan un camino más fácil", deseó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios