En busca de una proeza

  • El Sevilla, pese al 1-2 de la ida, aún sueña con entrar en la historia y eliminar al Bayern

  • La victoria en Old Trafford, el espejo donde mirarse

Los jugadores sevillistas se ejercitan en el Allianz Arena de Múnich. Los jugadores sevillistas se ejercitan en el Allianz Arena de Múnich.

Los jugadores sevillistas se ejercitan en el Allianz Arena de Múnich. / lukas barth / efe

El Bayern, proclamado campeón el pasado sábado de la Bundesliga, espera unir hoy a ese logro el de su pase a una nueva semifinal de la Champions, lo que tiene muy favorable tras el 1-2 de la ida en Sevilla, aunque el cuadro español no renuncia a la proeza y a seguir haciendo historia. El conjunto bávaro ve cerca la clasificación para su sexta semifinal en siete temporadas, pero no se fía, pese a que llega a la cita en un gran estado de forma, como demuestra al sumar un nuevo título de campeón alemán, el vigésimo noveno de su historia.

El capitán, Thomas Müller, bromeó diciendo que las celebraciones fueron las propias de un equipo que "acaba de ascender a quinta división". La razón de esa continencia es clara como lo señaló el meta Sven Ulreich al decir que "todavía tenemos tareas por delante", en referencia a la Liga de Campeones y la Copa alemana.

29Títulos de la Bundesliga. Los sumados por el todopoderoso equipo bávaro el pasado domingo

En el partido del sábado contra el Augsburgo, en el se aseguró el título de la Bundesliga, el entrenador, Jupp Heynckes, optó por una rotación extrema con siete cambios en la alineación inicial con respecto al equipo que había empezado el partido contra el Sevilla. En cuanto al parte médico, la novedad positiva para los bávaros ha sido el regreso a los entrenamientos del lateral David Alaba, que había tenido problemas en la espalda y fue baja tanto en la ida como en el duelo contra el Augsburgo. Alaba podría ser la novedad en el partido aunque no se debe olvidar que Heynckes suele darle tiempo a los jugadores tras una lesión antes de que vuelvan a la competición. Como el chileno Arturo Vidal, que tuvo que ser sustituido prematuramente en el duelo de ida por problemas de rodilla. En Sevilla, James Rodríguez entró por Vidal y es de esperar que sea titular hoy.

Sin embargo, Heynckes ha dado entender que, a diferencia de lo ocurrido en el partido de ida, Arjen Robben podría jugar desde el comienzo lo que implica que, si se asume que Müller suele ser considerado como inamovible, el colombiano tendría que disputarse un puesto con Thiago Alcántara y Franck Ribery.

En vista de la ventaja que implica el resultado de la ida tampoco se puede descartar que Heynckes de descanso a jugadores apercibidos y que suelen ser titulares como Kimmich, Jerome Boateng, Ribery o Lewandowski.

Ante el coloso germano, que además tiene unos números como local que son temibles, el Sevilla apela al orgullo, trabajo e ilusión para darle la vuelta a la situación. Para ello, se pone como ejemplo el 1-2 logrado en los octavos de final de este torneo en el Old Trafford ante el también poderoso Manchester United o lo visto ante los alemanes en la ida de estos cuartos en el Ramón Sánche-Pizjuán.

Hace una semana el Sevilla superó durante la primera parte al Bayern, se adelantó en el marcador y lamentó que los dos goles visitantes llegaran en rechaces de jugadores locales, los casos de Jesús Navas y Sergio Escudero.

El problema es saber qué Sevilla se verá en el Allianz Arena, el que tutea a United, Bayern o al Barcelona o el que muestra carencias en todas su líneas en otros partidos ante rivales a priori menos exigentes y que le tienen en la Liga en peligro de no entrar en puestos europeos.

El entrenador nervionense, el italiano Vincenzo Montella, desplazó a Múnich a veintitrés jugadores, todos los disponibles con la única baja del central danés Simon Kjaer, que se lesionó el sábado en Vigo en la dolorosa derrota ante el Celta (4-0). Tampoco viajaron el lateral mexicano Miguel Layún y el centrocampista brasileño Paulo Ganso, quienes no están inscritos en la Liga de Campeones.

Estará ante el Bayern el organizador del equipo, el argentino Éver Banega, quien fue baja en la ida por sanción, y también sus compatriotas Gabriel Mercado y Joaquín Correa, recuperados de dolencias musculares.

Así, la alineación titular tendría dos variantes a la del partido de hace una semana en Sevilla, con la entrada de Banega en el lugar del también argentino Guido Pizarro y la de Mercado en el centro de la defensa en sustitución de Kjaer.

Con ellos, cerca de tres mil sevillistas estarán en el Allianz Arena con el propósito de hacerse notar y con el sueño de ver cómo el equipo se clasifica por primera vez para unas semifinales de la máxima competición continental.

Bayern Múnich: Ulreich; Kimmich, Boateng, Hummels, Alaba; James Rodríguez, Javi Martínez; Robben, Müller, Ribery; y Lewandowski.

Sevilla: David Soria; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Éver Banega; Sarabia, Franco Vázquez, Correa; y Ben Yedder.

Árbitro: William Collum (escocés).

Estadio: Allianz Arena (20:45).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios