El auténtico tiro al Blanco

  • El Real Madrid, en el inicio de la competición, se erige como el gran favoritol La crisis azulgrana y la sanción atlética colocan a los de Zidane en la 'pole'

El auténtico tiro al BLANCo El auténtico tiro al BLANCo

El auténtico tiro al BLANCo

La Liga española arrancará esta tarde con un claro favorito, el Real Madrid, que intentará revalidar el título por primera vez para el club blanco desde 2008 en un momento lleno de dudas para sus principales rivales, como son Barcelona y Atlético.

"El año pasado ganamos la Liga en la última jornada con el mismo equipo y los mismos jugadores. Va a pasar lo mismo. Lo vamos a pelear hasta el final", declaró el pasado miércoles Zinedine Zidane, unas palabras que sonaron hasta modestas tras arrollar al Barcelona en la Supercopa de España.

Primero, porque el equipo blanco es actualmente una maquinaria completamente engrasada y ganadora. Segundo, porque nadie tiene más que él en España. Y tercero, por la debilidad mostrada por sus rivales a pelear el título, principalmente el Barcelona.

El Madrid ganó siete de los ocho títulos que disputó bajo el mando del técnico francés. Agarrado a su gen competitivo, formó un espectacular grupo de futbolistas con una mezcla de veteranos en un momento cumbre -Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Marcelo o Luka Modric- con jóvenes de enorme talento -Isco, Marco Asensio, Carlos Casemiro o Dani Carvajal- que resultó ganadora.

La cuestión es ver si Zidane mentaliza a su grupo para mantener el hambre de victorias. Por el momento parece que sí después de comprobar sus actuaciones en las Supercopas de Europa y España.

En la otra parte se sitúa un Barcelona que comenzará la temporada con una sensación cercana a la crisis tras caer en la Supercopa ante el Real Madrid por un global 5-1 y tras dejar una mala imagen.

Todavía no se ha recuperado del impacto de la pérdida de Neymar y los fichajes no llegaron. A su nuevo entrenador, Ernesto Valverde, le está costando poner en práctica una nueva filosofía y el equipo -en comparación con la vitalidad que transmite el Real Madrid- parece muy gastado.

Las señales que emite el club no son nada positivas. Hay una moción de censura puesta en marcha contra el presidente, Josep María Bartomeu, múltiples críticas a las gestión deportiva de sus dirigentes y amplias dudas sobre la capacidad del plantel para responder a las exigencias. Pero nunca se puede descartar a un equipo que tiene en sus filas a un jugador como Lionel Messi y que todavía tiene los 222 millones de euros que dejó Neymar para gastar.

"Nos tenemos que recuperar desde todos los puntos de vista, pero sobre todo desde el anímico. Somos un buen equipo. Si se incorporan jugadores, posiblemente vuelvan a cambiar las circunstancias", explicó Valverde tras la dura derrota en la Supercopa española.

El Atlético también parece lejos del Real Madrid en estos momentos, pero por causas diferentes a las del Barcelona. La sanción de FIFA de no poder inscribir jugadores hasta enero cortó sus ansias de vuelo y no se pudo reforzar como quería y necesitaba.

Siguen Griezmann y, sobre todo, su entrenador, Diego Simeone, un técnico que sabe como nadie cómo reinventar a su equipo cada temporada. Además, esta campaña contará con un nuevo estadio, el Wanda Metropolitano, circunstancia que generó un renovado optimismo.

"Es importante el esfuerzo que está haciendo el club para mantener a futbolistas importantes que los quieren los mejores equipos del mundo. Ellos quieren quedarse en el Atlético para seguir construyendo un camino que nos haga seguir creciendo como club", analizó Simeone en pretemporada.

La cuarta alternativa de poder es el Sevilla, que encomendó su nuevo proyecto a Eduardo Berizzo después de ganar enorme prestigio en el modesto Celta. Fichó mucho -Guido Pizarro, Sebastien Corchia, Simon Kjaer, Banega, Luis Muriel, Nolito, Jesús Navas...-, a buen precio y parece que con éxito. De momento, está con pie y medio en la Liga de Campeones y su técnico es garantía de ambición.

Por detrás quedan equipos que, salvo enorme proeza o descalabro, aspiran a pelear por la Liga Europa, como son Villarreal, Real Sociedad, Athletic, Valencia o Celta.

Los nuevos conjuntos de la máxima categoría son Levante, Girona y Getafe, que bastante tendrán con luchar por la permanencia junto a rivales como Deportivo, Leganés o Alavés.

Precisamente, la Liga española arrancará esta tarde con el duelo entre estos dos últimos equipos y la jornada inicial se completará con el choque entre Valencia y Las Palmas.

La autoproclamada mejor Liga del mundo comenzará con el Real Madrid como gran rival a batir y convivirá con la sensación de incertidumbre y orfandad que genera una Federación española que tiene a su presidente, Ángel Villar, inhabilitado y envuelto en un escabroso juicio por presunta corrupción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios