Fútbol

Al árbitro se le fue la mano... con el alcohol

  • Un colegiado dirige un encuentro de la primera división bielorrusa en evidente estado de embriaguez ante la estupefacción del público.

Comentarios 9

Al margen de la posibilidad de que la estrella del país, Alexander Hleb, recale o no en el Barcelona, pocas noticias llegan que tengan que ver con el fútbol bielorruso. Una de ellas es tan sorprendente que faltan las palabras.

Pónganse en situación. Bielorrusia. Liga nacional. En verano, claro, porque luego en invierno hay que parar. Se enfrentan el Vitebsk y el Naphtane. Arbitra un colegiado internacional, Sergei Shmolik, y el público observa atónito cómo el trencilla se contorsiona de manera visible y sigue los últimos veinte minutos del encuentro desde el círculo central después de haber dirigido el encuentro a cierta distancia.

Acaba en 1-1 el encuentro, disputado hace una semana, y al árbitro le cuesta un mundo salir del campo. El cuarto árbitro le ayuda hasta sacarlo casi a empujones. Ante tanta extrañeza, el tal Shmolik, elegido mejor árbitro del país en 2005, alega una lesión de espalda para semejante 'numerito'.

Las sospechas llevan a una revisión médica que arroja un elevadísimo nivel de alcohol en sangre: 2,6 miligramos por litro de aire. El árbitro aseguró haber bebido después del encuentro, pero de momento tendrá que someterse a una comisión que decidirá sobre el caso la próxima semana, apunta el diario ruso Komsomolskaya Pravda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios