Toti, la dinamita amarilla que no termina de explotar

  • El interior cadista entiende que un triunfo en La Línea serviría para que su equipo fuese "más respetado"

Comentarios 1

"Me venía encontrado bien hasta el último partido, pero contra el Betis B lo pasé mal físicamente en la primera media hora porque el lateral derecho de ellos subía mucho la banda y no entré nada en juego. Parecía un defensa en vez de un interior izquierdo. Cuando me llegaba el balón no estaba fresco de ideas y de piernas. No quería ni verlo", afirmó ayer Toti, futbolista del Cádiz.

El salmantino confiesa que no está al cien por cien en lo que a físico se refiere. "La verdad es que tengo muchos altibajos de confianza, yo soy así; verme mal me hunde un poco más", añade. "Sé que mi nivel está lejos de lo que puedo dar, pero no me voy a esconder. Durante la temporada se tienen altos y bajos y lo primero es coger la forma física adecuada. A veces me falta tener un poco más de confianza en mí mismo. Si no la tienes y el míster no te la da, te puedes hundir. Afortunadamente la tengo y espero devolvérsela porque es de agradecer", señala.

Toti tardó en cerrar su salida del Salamanca, pero no cree que sus males actuales tengan su origen en el tardío cambio de aires durante la pretemporada. "Me encuentro bien aquí, aunque no estén saliendo las cosas. No me influye para nada la incertidumbre que viví en verano, aunque si habría sido de ayuda haber venido un poco antes. El otro día me encontré fatal físicamente, pero con los partidos, y si sigo teniendo la confianza del entrenador, pronto se verá mi mejor juego", explica.

"Vengo de una categoría superior y sé que se espera mucho de mí. En Salamanca era de la casa y tal vez tenía menos presión y más cariño. No soy de Cádiz, pero ya he dicho que no me pienso esconder porque tendré que tirar del equipo muchas veces. Con trabajo suelen salir las cosas", señalaba Toti antes de aplaudir el primer triunfo liguero: "Ganar da otro aire y se nota en los entrenamientos, en las caras".

El salmantino adelantaba que el Cádiz irá a por todas a La Línea. "Hemos jugado en campos peores, como el de Jaén o Villanueva del Fresno. Además, vamos a preparar el partido en un campo de una superficie similar al de la Balona. No nos vamos a quejar", decía huyendo de todo tipo de excusa. El objetivo siempre es la victoria. Pero este domingo tiene especial valor lograr los tres puntos. "Todos los equipos nos tienen en cuenta. Salen como motos y lo dan todo, sobre todo en las primeras partes. Luego bajan el ritmo porque no lo pueden aguantar. Si con los partidos que está haciendo la Balona logramos ganar allí, quizás nos empiecen a respetar un poco más", aventuraba Toti. "Han empezado fuerte, utilizan mucho las segundas jugadas, no arriesgan mucho y les está saliendo las cosas bien. Pero ahora todo es relativo y no se pueden sacar conclusiones hasta que pasen los partidos", afirmaba hablando del rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios