Soldado condena a un inocente Atlético

Un impecable cabezazo de Roberto Solado al principio de la segunda parte dio la victoria al Valencia en un encuentro intenso, en el que el equipo local fue ligeramente superior a su rival en el primer tiempo, pero que estuvo completamente controlado por el Atlético tras el gol valencianista.

El Valencia basó su victoria en la eficacia y en la capacidad de sufrimiento. El Atlético no destacó en el primer periodo y sólo buscó un empate, que quizá mereció, cuando perdía el partido. Hubo pues un antes y un después del gol, ya que del equilibrio previo al tanto se pasó a un control territorial absoluto del conjunto madrileño que, sin embargo, no encontró el camino del gol ante una defensa valencianista que se mostró sólida.

Tras una primera mitad nivelada, la segunda parte dio comienzo con el 1-0 marcado por Soldado en un perfecto cabezazo a centro de Miguel. Tras esto, el Atlético se adueñó del partido, pero las intentonas rojiblancas eran siempre paradas tanto por Guaita como por un inconmensurable Víctor Ruiz, que se erigió como amo y señor de la zaga valencianista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios