El Sevilla da un paso hacia la final

  • Un grave fallo de Sergio Rico dio vida al Leganés

El Sevilla se acercó ayer a la final de la Copa del Rey al empatar 1-1 en el campo del Leganés, que en la segunda parte supo sacar carácter y aprovechar un regalo rival para mantener viva la eliminatoria. El Sevilla dejó escapar en la primera parte la oportunidad de dejar muy encarrilado su pase y todo se resolverá en el estadio Sánchez-Pizjuán.

Tras cierto equilibrio en los instantes iniciales del encuentro, el Sevilla se adueñó del choque, entre otras cosas, por su mejor utilización de los espacios. Supo crear superioridad en el centro del campo y la defensa del Leganés se vio superada durante muchos momentos. El equipo visitante estaba avisado y se tomó el choque muy en serio desde el inicio, como corresponde a unas semifinales, y el Leganés pareció intimidado. Luego cambiaría.

El Sevilla rentabilizó su superioridad inicial a los 21 minutos con una perfecta maniobra del colombiano Muriel, quien dibujó un gran desmarque, recibió de Sarabia y marcó con un disparo cruzado. Un gol que valía su peso en oro no sólo en el partido, sino en la eliminatoria.

En esos instantes, el Leganés se sostuvo gracias a su arquero, el argentino Champagne, quien a los 41 minutos realizó una doble intervención tras sendos remates de Lenglet y Mercado. El conjunto madrileño, contra las cuerdas, agradeció el descanso.

La segunda parte fue mucho más igualada y a ello contribuyó poderosamente el gol del Leganés, en clamoroso error del arquero visitante. A los 54 minutos, hubo un saque de esquina, un balón llovido y una tremenda indecisión de Sergio Rico en el área pequeña. Marcó casi sin querer el griego Siovas, incrédulo ante el regalo del portero.

A partir de entonces, el Leganés cobró un nuevo aire mientras nacieron las dudas sobre el Sevilla, incapaz de volver a gobernar de nuevo el duelo ante un rival muy poderoso físicamente y con una fe inquebrantable.

El choque se volvió áspero. Lleno de vida, pero sin calidad, y apenas se registraron ocasiones. Si acaso, hubo acercamientos. El empate final hizo justicia a los méritos de los dos equipos y todo quedó abierto para la vuelta, aunque de momento, con pequeña ventaja para el Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios