real balompédica linense

Sergio Molina ya es balono

  • El malagueño se entrena por primera vez con sus nuevos compañeros y el club le tramitará hoy su licencia

  • El jugador se muestra convencido de que la Balona no sufrirá para salvarse

Sergio Molina, con un gesto de satisfacción. Sergio Molina, con un gesto de satisfacción.

Sergio Molina, con un gesto de satisfacción. / e.s.

Comentarios 1

Sergio Molina ya ejerce de balono. El futbolista malagueño -que hasta el pasado viernes perteneció al Real Jaén- se entrenó en la mañana de ayer por primera vez con los que son sus nuevos compañeros y después firmó el contrato que le une a la entidad por lo que resta de la presente andadura y la siguiente. El mediocentro agradeció la acogida y se comprometió a ayudar a que la Balompédica alcance una permanencia que entiende que no peligra. La entidad cursará hoy su licencia y no sería nada de extrañar que el próximo domingo, en el decisivo encuentro ante La Roda, disfrutase de sus primeros minutos.

Sergio Molina se desvinculó del Jaén acogiéndose al artículo del reglamento que permite a un profesional abandonar una entidad si ésta le adeuda tres mensualidades. Después de muchos dimes y diretes y como este periódico fue detallando durante la pasada semana, el viernes la Comisión Mixta dejó sin validez el contrato que le unía al club de Santo Reino y le permitió incorporarse al equipo de La Línea, con el que ayer participó en su primera sesión de trabajo.

El futbolista -que la semana pasada declinó amablemente la oferta para hacer declaraciones hasta que el contencioso no estuviese totalmente resuelto- afirmó ayer que habían sido "unos días duros".

"El procedimiento es un poco tedioso, pero no se puede hacer otra cosa", lamentó. "En Jaén la situación estaba como estaba, tenía la oferta de la Balona y no me lo pensé mucho".

"Es verdad que más duro que salir era estar allí, porque los días se hacían eternos, porque se leen cosas a través de las redes sociales y cada una es peor a la anterior", abundó.

Sergio Molina realiza una valoración muy positiva de su primer entrenamiento a las órdenes de Julio Cobos. "No conocía a ninguno de los compañeros, pero de tantas veces que me he enfrentado a la Balona pues Chico, Juampe... hay un montón de jugadores que saben quiénes son y la verdad es que me acogieron muy bien y que fue una magnífica toma de contacto. Ahora lo que queda es seguir trabajando", dijo.

El malagueño cambia un equipo que pelea por la salvación, el Real Jaén, por otro que la tiene encaminada, pero no asegurada, la Balompédica. "El objetivo no es muy diferente, la situación sí. Con la Balona la misión es conseguir cuanto antes los siete-ocho puntos que faltan para tener la salvación asegurada cuanto antes y una vez conseguido, pelear por acabar lo más arriba posible".

"Ahora que estoy dentro mucho más, pero desde fuera siempre me dio la sensación de que la Balona iba a salvarse, por la plantilla que tiene y sigo estando convencido de que este equipo no va a tener problemas", abundó. "El domingo tenemos un partido fundamental contra La Roda que de ganarlo daríamos un importante paso adelante y de verdad que creo que no vamos a tener problemas para quedarnos en Segunda B".

Sergio Molina es consciente de que va a tener que acortar los plazos del tan cacareado periodo de adaptación y está dispuesto a ser útil desde ya. "Físicamente me encuentro bien, porque excepto en esta última jornada, he estado jugando todas las semanas", recordó.

"Me considero un jugador con experiencia que juego ahí en la parcela ofensiva, por detrás del punta y entiendo que puedo aportar juego entre líneas, pase en profundidad, verticalidad... pero es mejor que eso lo digan los demás cuando me vean", acabó.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios