real balompédica linense

Sana no entiende de rotaciones

  • El medio senegalés es el único jugador de campo de la Balona que ha sido titular en las nueve jornadas de Liga

  • "Lo único que tengo claro es que insustituible no somos ninguno", dice

Sana Ndiaye, en la puerta de acceso a vestuarios del estadio Municipal. Sana Ndiaye, en la puerta de acceso a vestuarios del estadio Municipal.

Sana Ndiaye, en la puerta de acceso a vestuarios del estadio Municipal. / erasmo fenoy

El centrocampista Sana Ndiaye es el único jugador de campo de la Real Balompédica Linense que ha disputado como titular las nueve jornada de Liga transcurridas hasta el momento. El meta Javi Montoya también goza de lo que se puede entender como todo un privilegio en un equipo en el que las rotaciones son tan frecuentes que el pasado domingo, ante el UCAM, el técnico, Julio Cobos, alineó a seis jugadores que no habían contado con esa confianza una semana antes en Melilla. Sana tiene claro que "nadie es insustituible" pero se confiesa contento con el rendimiento ofrecido hasta ahora "aunque siempre se puede mejorar".

Seis jugadores de la Balona han participado en todos los encuentros de competición a los que ha hecho frente la escuadra albinegra. El meta Montoya es el único que acumula los 810 minutos de liga transcurridos. A él se suman Wilson Cuero (dos veces titular), Gato, Ismael Chico y José Ramón (que lo fueron en ocho ocasiones) y Sana Ndiaye. El senegalés ha formado parte del once inicial en todos los duelos disputados y sólo fue relevado en una oportunidad, ante el CD El Ejido en el minuto 70 por Mario Abenza. Es, con 790 minutos, el jugador de campo con mayor presencia sobre el césped en este primer cuarto de andadura.

"Si algo tengo claro es que insustituible no somos ninguno", recalca nada más empezar la conversación. "Estamos todos trabajando muy bien y el míster es el que decide y tiene la fortuna de que ponga al que ponga lo hace bien".

"Es verdad que me siento contento de ver que juego cada semana, pero soy consciente de que en este equipo todos somos importantes y hay que trabajar a tope cada semana", repite Sana, quien, por mucho que se le pregunte a título individual, siempre responde: "Lo importante es que al equipo le están saliendo las cosas bien".

"Yo estoy contento de cómo lo estoy haciendo, pero siempre se puede mejorar en algo y yo trato de aprender día a día", reflexiona el mediocampista. "También es verdad que jugar con Ismael Chico al lado siempre resulta fácil, porque te ayuda todo lo que puede".

"¿Objetivos? No me marco metas personales, si acaso que me respeten las lesiones", subraya. "Lo que pretendo es que el equipo quede lo más arriba posible, eso es lo que me importa".

Con respecto a la situación clasificatoria de la Balona -en la actualidad cuarta en el grupo IV- Sana no es ajeno al mensaje de ir con pies de plomo en los vaticinios que siempre emanan del vestuario. "Sabemos que esta categoría es muy complicada y que hay equipos como Murcia o Cartagena que de momento no han respondido a las expectativas, pero que con el presupuesto que tienen lo lógico es que acaben arriba".

"Nosotros no debemos mirar a nadie, sino salir cada domingo a hacerlo lo mejor que podamos, tratar de conseguir cuanto antes los cuarenta y cinco puntos [en referencia a los que se suponen que garantizan la permanencia] y después todo lo que venga será bienvenido", continúa.

"De verdad que en la caseta de lo que hablamos es de ir partido a partido, sumar en cada partido el mayor número de puntos posible y no marcarnos metas a largo plazo, porque nos puede distraer de lo más importante, que es el partido del próximo domingo", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios