Deportes

Rotaciones y recompensa

  • El Algeciras, con los deberes hechos para la visita del viernes a Gerena, podrá reservar a los apercibidos y dar minutos a los menos habituales

Asián, junto a Viso, da instrucciones a Albertito durante un partido en el Nuevo Mirador. Asián, junto a Viso, da instrucciones a Albertito durante un partido en el Nuevo Mirador.

Asián, junto a Viso, da instrucciones a Albertito durante un partido en el Nuevo Mirador. / erasmo fenoy

Hacer los deberes por adelantado tiene sus ventajas. El Algeciras afronta su último compromiso liguero con la clasificación para la fase de ascenso a Segunda B ya asegurada y la certeza de que al margen de lo que pase acabará tercero del grupo. Esto quiere decir que José Antonio Asián podrá hacer rotaciones y dar minutos a los menos habituales el viernes en la visita a Gerena (20:30), el único respiro antes de sumergirse de lleno en las eliminatorias.

Los algeciristas encaran la última cita del calendario en el grupo X sin sancionados pero con cinco jugadores apercibidos de castigo: Romero, Mané, Ayala, Josemi y Chapa. Ninguno de ellos saltará al césped del José Juan Romero ya que si viesen una cartulina amarilla se perderían el primer partido de la primera eliminatoria por el ascenso. Y Asián, como es lógico, no va a correr riesgos innecesarios.

En los casos del portero Romero, que lo ha jugado todo esta temporada, y el centrocampista Mané, el descanso está doblemente justificado porque son dos piezas fundamentales en los esquemas del conjunto albirrojo. El banda Jesús Ayala, intermitente durante todo el curso, suele tener minutos como revulsivo y de los apercibidos es el menos descabellado que pueda participar. Con los canteranos Josemi y Chapa ocurre que además siguen en proceso de recuperación de sus molestias, por lo que no se antoja necesario que fuercen antes de lo previsto.

Asián podría dar descanso a Miguel Ángel Berlanga. El bravo zaguero viene jugando los últimos meses algo renqueante, forzando en más de una tarde, aunque su presencia ha sido capital en la racha de nueve jornadas sin perder que ha relanzado al Algeciras hacia su objetivo. El entrenador podría oxigenar alguna línea más del equipo, sobre todo el ataque, una parcela en la que cuenta piernas frescas con Ito, Solferino y el canterano Moha, aunque el ghanés está centrado en ayudar a ascender al filial de Tobali a Primera Andaluza.

No es que el Algeciras tenga un fondo de armario para tirar cohetes, pero lo cierto es que la ventaja de llegar a la última jornada con todo hecho propicia que Asián pueda reservar y experimentar, y también recompensar a los que trabajan desde el primer día en la sombra como el guardameta Pablo Barroso.

Los albirrojos recuperan para Gerena al mediocentro Ernesto, que cumplió su sanción, y lo más normal es que presenten un once casi irreconocible ante un rival que intentará acabar con una alegría y en la sexta plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios