El Racing vence al Poli y le deja colista

  • Dos goles de Álvaro Antón en la segunda parte sentenciaron a un conjunto almeriense tremendamente conservador

El Racing de Ferrol logró escapar de la última plaza, que ahora ocupa el Poli Ejido, tras imponerse por 2-0 al conjunto almeriense, en un encuentro que sirvió para que los gallegos se liberasen de los fantasmas que les han atenazado durante los últimos meses de Liga.

Liberado tras la balsámica victoria cosechada ante el Éibar, que permitió a los locales acabar con una racha de quince encuentros consecutivos sin conocer el triunfo, el Racing saltó al césped dispuesto a finiquitar el maleficio que parece sufrir en A Malata, donde no ganaba desde el pasado mes de septiembre. Un objetivo al que pareció querer contribuir el timorato planteamiento del Poli Ejido, que llegó a Ferrol con la única intención de defender la meta de Álvaro Iglesias, en espera de algún que otro contragolpe salvador con el que poder amargar la tarde a los locales.

Contragolpe, que al menos en la primera parte, nunca llegó, lo que permitió al Racing vivir una de sus jornadas más plácidas en A Malata, donde los de Veiga ya han visto volar 24 de los 30 puntos puestos en juego hasta ahora.

Lástima que la placidez con la que vivieron los defensas gallegos no se tradujese en la calma necesaria para que los atacantes ferrolanos, dueños y señores en todo momento del esférico, lograsen inquietar la meta andaluza.

No obstante, la renuncia del balón del Poli permitió al Racing disponer de algún que otro peligroso acercamiento, incluido un gol anulado por fuera de juego, que hacía prever un final feliz para los gallegos.

Así, Cacique Medina no fue capaz de batir a los 27 minutos a Álvaro Iglesias pero Álvaro Antón no desperdició a los 62 minutos un centro de Ceballos desde la línea de fondo para poner de cabeza el 1-0 en el marcador.

Un tanteador que se encargó de cerrar, precisamente, el centrocampista burgalés, que puso ocho minutos más tarde, el definitivo 2-0 con un disparo a media altura, tras aprovechar el despiste de la zaga visitante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios