Tenis

Nole vs Rafa: la final que marcará dos temporadas

  • La final del Abierto de EEUU puede corroborar el dominio de Djokovic de aquí a final de año o propiciar la recuperación de un rival como Nadal que amenace su 'tiranía'.

Comentarios 10

Lo que vivirá Nueva York está lejos de ser una final más, porque el choque entre el serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal por el título del Abiert de Estados Unidos impactará fuerte en dos temporadas: la que está terminando, y la que se avecina.

"Creo que tengo una buena posibilidad", admite Djokovic de cara a la final con un hombre al que derrotó en las cinco definiciones que jugaron este año. "Sé que tengo suficiente juego para ganar ante él, lo probé este año en tres superficies diferentes".

El serbio habla de su respeto a un jugador que es el defensor del título y lleva conquistados 10 Grand Slams con 25 años, pero el mero hecho de recordar que ya "probó" este año que tiene armas para dominar a Nadal es, en el contexto de un deporte tomado por lo políticamente correcto, llamativo e inusual.

Es lógico que Djokovic se sienta favorito, porque su tenis parece poseído por el demonio. Lleva 63 victorias en 65 partidos, y si gana habrá conquistado su décimo título y su tercer Grand Slam en el año. Excepcional, porque sólo Rod Laver, Jimmy Connors, Mats Wilander, Roger Federer y Nadal sumaron tres de cuatro en una temporada en la era abierta del tenis.

Es imposible saber de antemano en el tenis cuánto va a durar un partido, pero, a diferencia del fútbol, sólo se puede ganar, no existe el empate. Y quien gane habrá conquistado mucho más que una final, mucho más que un gran torneo. Si gana Djokovic, sus compañeros de circuito sólo podrán inclinarse y dedicarse a adorarlo hasta fin de año. Y empezarían 2012 con la sensación de que comparten el circuito con un extraterrestre. Pero si gana Nadal, las cosas serían muy diferentes, porque variarían las sensaciones, y el tenis recuperaría un rival para Djokovic.

La temporada del serbio seguiría siendo extraordinaria, pero en el balance de Grand Slams habría dos de su lado y otros tantos en el campo del español. Con una derrota mañana, Djokovic habrá ganado cinco de las seis finales ante Nadal, pero la derrota en la última le dolería demasiado, porque el US Open es uno de los dos grandes que aún no conquistó.

Un Djokovic campeón impregnaría de cierta certeza derrotista al circuito. Un Nadal campeón introduciría el virus de la duda en el hoy blindado organismo del serbio. Nadal lo sabe, y por eso encara la final con un nivel de automotivación y un discurso tan introspectivo y autocrítico, que por momentos suena casi místico. "Yo a él le veo muy bien, la única forma de hacerle daño es estar espectacular", resumió el seis veces campeón de Roland Garros, al que golpearon muy duro las derrotas ante Djokovic en las finales de Indian Wells, Miami, Madrid, Roma y Wimbledon.

"Debo llegar al partido con la cabeza fría y aceptando todo", añade, antes de intentar explicar por enésima vez por qué una temporada con sólo tres títulos es buena, cuando entre 2005, el inicio de su explosión como jugador, y 2010 sumó 42, un promedio de siete al año.

"Es mi tercera final de Grand Slam consecutiva del año, es un año fantástico, de las mejores temporadas de mi vida. Pero hay uno que lo ha hecho mejor. Si hubiera ganado uno o dos de esos partidos que perdí contra él vería la temporada desde una perspectiva diferente".  "Soy consciente de que no soy favorito, y eso te da una tranquilidad extra".

Pero bajo la humildad invariable de Nadal se oculta una fiera. El sábado en la noche, después de la muy dolorosa derrota de Federer ante Djokovic, el español se cruzó en el vestuario con el suizo y sólo acertó a darle "ánimos" y lamentar la "mucha mala suerte" del ex número uno.

Ya será otra historia, porque Federer, cuando llegue a Australia, podrá enterarse de si la respiración de Nadal se acerca aún más a su nuca, si a sus 16 títulos de Grand Slam se le oponen 11 de un rival con años de tenista y posibilidad de más éxitos por delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios