real balompédica linense

De la Nieta: en tus manos me encomiendo

  • La Balompédica pone su permanencia a cargo del técnico de Daimiel, enfermero de profesión, acostumbrado a afrontar situaciones límite

  • El míster llega hoy con un mensaje de exigencia y convencido de la salvación

Pedro Sánchez de la Nieta. Pedro Sánchez de la Nieta.

Pedro Sánchez de la Nieta. / e.s.

La Real Balompédica puso ayer su continuidad en la categoría en manos de Pedro Sánchez de la Nieta Orgallar. Después de que el pasado domingo el club anunciase la destitución de Julio Cobos y de que éste se despidiese en la mañana de ayer de los que han sido sus pupilos, la directiva hizo público a primera hora de la tarde el nombre del preparador al que se le exige un triunfo en las tres jornadas que restan para evitar el descenso a Tercera. El hecho de que haya pasado antes por experiencias muy similares y que no haya antepuesto el contrato de la próxima temporada a su desembarco en La Línea han resultado factores relevantes para que la directiva de Raffaele Pandalone se decantase por él.

Pedro Sánchez de la Nieta nació en Daimiel (Ciudad Real) el 26 de mayo de 1962 y en los periodos en los que no se dedica plenamente al fútbol desarrolla su vida laboral como enfermero.

Como futbolista comenzó en los años 80 en el equipo de su ciudad y después vistió los colores de Getafe, Real Jaén [en el que coincidió con dos exbalonos ilustres, José Antonio Rico Charlo y Juan Arias], hasta que en la andadura 1987-88 llegó a Segunda con el Granada, para jugar más tarde en la misma categoría con el Alzira. Regresó a la división de bronce para defender los colores de Ourense, Getafe, Manchego, Ciudad Real, Tomelloso y Valdepeñas.

Tras dar el paso a los banquillos logró ascender a Segunda B con Puertollano y Tomelloso. Actuó como entrenador de selecciones juveniles en Ciudad Real y después disfrutó de su segunda oportunidad en el Puertollano, al que volvió a llevar a Segunda B, categoría en la que el club hizo la mejor campaña de su historia (séptimo), además de ganar la Copa Federación.

En la 2007-08 fue destituido. Después de cuatro años sin ejercer de entrenador le llegó la llamada del Villanovense [en el que dirigió, entre otros, a Chema Mato y Óscar Martín] logrando la salvación. En la temporada 2012/13 fue relevado por el añotado José Luis Montes.

Cerró su periplo en La Roda [donde tuvo bajo sus órdenes a Jesús Castellanos] en una campaña en la que llegó para salvar al equipo a falta de siete jornadas, lo que no logró. En la última, con su equipo ya descendido, el empate ante el Algeciras arrastró al conjunto de Manolo Sanlúcar a la promoción.

De la Nieta es uno de esos tipos que suma para la causa en la primera conversación. Tiene sus objetivos tan claros que casi no deja margen a las preguntas. "¿Qué para cuánto tiempo voy? Yo voy a poner mi granito de arena y a salvar a la Balona. Después en verano lo mismo el presidente piensa que hay otro más guapo y no sigo, pero al menos habré conocido bien La Línea, que es un sitio del que siempre me han contado buenas cosas. Hablar de eso es absurdo, ahora lo que interesa es ganar en Jumilla", dice con una autoridad que convence.

Por lo pronto, deja claro que la temporada no acaba el próximo sábado. "Si no ganamos en Jumilla quedan dos partidos. ¿Vosotros habéis visto a Cartagena y Murcia? Tienen muy buen equipo, fondo de armario... pero no son imbatibles", sostiene.

"El problema está en que después de diez partidos sin ganar la cabeza de jugadores, directivos, de vosotros los medios.... juegan malas pasadas, pero yo he visto el partido del domingo con Las Palmas Atlético y el equipo hace muchas cosas bien", defiende.

"También aviso, jugadores con mucha, pero que mucha experiencia en Segunda B, que no me vengan con historias de que me vengo abajo, que luego para pedir dinero a nadie se le nublan las ideas", comenta en un mensaje a navegantes. "Hay gente ahí con empaque, a los que conozco de toda la vida, y es ahora cuando tienen que demostrar los galones".

"Si se ponen nerviosos jugando al fútbol, que se vayan a un andamio y verás como no te entran nervios", sigue. "A mí que no me cuenten cuántos partidos han jugado, si tienen una uña rota... lo que importa es que la gente capte la información que le transmito para que lo hagan en el campo. ¿Yo qué voy a enseñar a Stoichkov ahora a encarar?"

"¿Trabajo psicológico? Lo único que hay que hacerles ver es que hay que competir y que el primer día para hacerlo es el sábado en Jumilla y competir conlleva muchas cosas, que empiezan por los cuidados dietéticos para llegar en las mejores condiciones al partido, no es solo ponerle ganas", desliza el nuevo preparador balono, que asegura que tiene cuatro días "para hacerle llegar a la plantilla" el mismo mensaje que ya está enviando a través de estas páginas.

"¿Qué como juego? Puedo decir unas cifras, que si 1-4-4-2, que si 1-4-5-1... pero esos son números", acaba. "¿Qué hago le doy un papel a cada jugador? Los partidos tienen mil fotogramas y hay que adaptarse a cada momento, lo importante es mantener el equilibrio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios