Nadal, recuperado, ante una semana decisiva y un libro por leer

  • El tenista afrontará el Abierto de tenis de Estados Unidos en plena forma tras reponerse de los calambres que sufrió el pasado domingo, y ha prometido leer próximamente su autobiografía 'Rafa'.

Comentarios 4

El español Rafael Nadal ha comenzado su semana decisiva en el Abierto de tenis de Estados Unidos recuperado del doble calambre del pasado domingo y a la espera de leer por fin el libro que lleva su firma.

La insólita escena del pasado domingo, calambres en el cuádriceps e isquiotibial de la pierna derecha en plena rueda de prensa tras su triunfo sobre el argentino David Nalbandian, ya es pasado. Este lunes, vistiendo camiseta amarilla y pantalón rojo, Nadal se entrenó sin problemas con un juvenil bajo condiciones de fuerte calor y humedad en Nueva York. Su pierna, eso sí, aún está un tanto cargada.  

"Está en perfecto estado", aseguró el portavoz del jugador,  Benito Pérez Barbadillo, mientras a sus espaldas el alemán Boris Becker, tricampeón de Wimbledon, mantenía una animada conversación  con los dos Nadal. Ya el mismo domingo, el seis veces campeón de Roland Garros comenzó a seguir la instrucción de "comer mucha fruta" de cara al duelo de mañana ante el luxemburgués Gilles Muller. Al fin y al cabo, los calambres pueden tener muchas explicaciones, pero son también  síntoma de deshidratación.  

Y mientras llega el partido de este martes y otros tres más hasta el domingo 11 de septiembre, Nadal  se enfrenta cada dos días a un pequeño problema que ocasionó, en  ierto modo, él mismo: las revelaciones de su libro Rafa, la autobiografía presentada a fines del mes pasado, antes del inicio del US Open. "Rafa, en tu libro...". Así empiezan en Flushing Meadows en estos días varias de las preguntas dirigidas al español. En cada rueda de  prensa, Nadal recibe una, o varias, de periodistas anglosajones sobre el tema. Es lógico, porque el libro fue publicado hasta ahora sólo en inglés, y sólo a partir del mes próximo estará disponible en español.  

Hay preguntas que le son fáciles de responder, pero otras no  tanto, en especial las referidas a la relación con su tío y entrenador Toni, de la que el jugador ofrece jugosos detalles en Rafa. Nadal ya insistió en que esa relación es a día de hoy muy buena, y que a los 25 años ya no sufre por la dureza de Toni como lo hacía de niño.  Y en el prólogo del libro define expresamente a Toni como "amigo",  además de tío y entrenador.  

Pero, así y todo, las menciones al libro, la búsqueda de detalles por parte de insistentes periodistas parecen a veces descolocar a Nadal. Y este domingo se entendió en parte por qué: el tenista aún no ha leído el libro que lleva su firma y la del reconocido periodista  británico John Carlin. "En serio, no lo hice. Voy a hacerlo. Necesito una gran concentración para leer el libro en inglés, y (de todos modos) conozco mi vida. Lo voy a leer cuando aparezca en español, muy  pronto. Voy a hacerlo porque me interesa cómo funciona, ¿no?, cómo está escrito, ¿no?", dijo con total sinceridad el ex número uno del mundo.  

En la portada del libro editado por Hyperion, la firma de Nadal figura en caracteres más destacados que la de Carlin, pero, como él  mismo admite, eso no quiere decir que haya tenido un papel preeminente en la escritura. El escritor, como es lógico, fue el experimentado Carlin, que de eso vive. Y las anécdotas, recuerdos y vivencias son de Nadal, que se hizo famoso raqueta en mano y compartió esos detalles en largas charlas con el periodista en sitios como Doha o Australia. Fue Sebastián, el padre de Nadal, quien leyó la obra antes de ser  publicada, y el agente del jugador, Carlos Costa, el que dio la luz  verde. Entretanto, el libro se perfila como un éxito editorial, a la espera de que uno de sus autores finalmente lo lea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios