fútbol liga de campeones

El Liverpool de Salah avista la final

  • El egipcio dirige la goleada de los ingleses a la Roma

El delantero brasileño Firmino cabecea ante Fazio para hacer el 5-0 del Liverpool en Anfield. El delantero brasileño Firmino cabecea ante Fazio para hacer el 5-0 del Liverpool en Anfield.

El delantero brasileño Firmino cabecea ante Fazio para hacer el 5-0 del Liverpool en Anfield. / peter powell / efe

El Liverpool dio ayer un golpe de autoridad al vencer 5-2 a la Roma en la ida de la semifinal de la Liga de Campeones, un resultado que dejó al equipo inglés con un pie en la final de Kiev, pese al empuje final del cuadro italiano.

Un doblete de Mohamed Salah (36' y 45'), que no celebró los goles por su pasado romano, otro de Firmino (62' y 69') y un gol más de Mane (56') colocaron un contundente 5-0, pero la Roma descontó y sumó una sorpresiva esperanza con los tantos de Dzeko (81') y Perotti (85', de penalti) sobre el final.

En Anfield Road, los primeros minutos mostraron a una Roma sin complejos, que salió a manejar el balón y a plantarse en campo rival. Esa idea sorprendió al Liverpool, que vio como los visitantes generaron dos ocasiones claras, primero con un remate de Strootman que controló Karius y luego con otro de Kolarov que se estrelló en el travesaño.

Sin embargo, un infortunio para el equipo de Jürgen Klopp sirvió para que sus jugadores se acomodaran en el campo. La lesión de Oxlade-Chamberlain motivó el ingreso de Wijnaldum, que coincidió con un cambio radical para el partido. Después de ese primer cuarto de hora, el Liverpool pasó a arrollar a su rival.

Primero fue Firmino el que avisó y después fue Mane el que dispuso de dos oportunidades, pero en ambas disparó alto. Hasta que apareció en escena Salah. El egipcio obligó primero a una buena parada de Allison y después abrió el marcador con una genialidad: recibió en el vértice del área y acomodó el zurdazo en el ángulo lejano del brasileño. Levantó las manos en señal de respeto a su antiguo equipo y desató un carnaval en Anfield.

El abrumador dominio de los reds no cesó con el gol. Entonces, apareció de nuevo en escena Salah. El mejor jugador de la temporada en la Premier League combinó en un rápido contragolpe con Firmino y definió con clase, elevando la pelota de zurda ante la salida del guardameta.

El Liverpool apenas comenzaba y, frente a una Roma que no encontraba respuestas, se encargó de prácticamente sentenciar la serie. La fórmula fue la misma: la velocidad de Salah, que desbordó primero para servir a Mane y luego para asistir a Firmino.

Pero la Roma, que remontó un 4-1 adverso en cuartos ante el Barcelona, encontró una pequeña y sorpresiva esperanza cuando Dzeko recibió en el área y marcó el descuento, y Perotti anotó de penalti tras una mano de Milner. La ventaja del Liverpool es clara, pero el Barcelona cayó en Roma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios