algeciras club de fútbol

Entre Lepe y el liderato

  • El Algeciras se juega el domingo, como poco, la posibilidad de arrebatar el primer puesto al Cádiz B la semana siguiente en el Nuevo Mirador

  • Un triunfo sería clave para la taquilla

Jugadores del Algeciras, durante el entrenamiento del miércoles. Jugadores del Algeciras, durante el entrenamiento del miércoles.

Jugadores del Algeciras, durante el entrenamiento del miércoles. / erasmo fenoy

Devueltas las aguas a su cauce, el Algeciras tiene los cinco sentidos puestos en la visita del domingo a Lepe (12:00), pero su afición mira de reojo también al siguiente partido, el que los albirrojos disputarán en el Nuevo Mirador con el Cádiz B, el líder. El algecirismo es consciente de que esta jornada se juega, como poco, garantizarse un duelo a cara de perro por el primer puesto del grupo X de Tercera división.

José Antonio Asián y sus pupilos sólo piensan en el San Roque de Lepe y hacen bien porque enfrente habrá un rival herido y siempre peligroso en sus dominios. El club y la afición no pueden evitar alzar la vista un poco más allá hacia el partidazo que se avecina el día 3 de diciembre en La Menacha. Un triunfo el domingo en suelo onubense sin duda reactivaría el ambiente alicaído de las últimas semanas y haría que las huestes albirrojas se multiplicasen en las gradas del Nuevo Mirador, con lo que eso supondría para la delicada economía de la entidad.

Un triunfo en suelo onubense reactivaría el ambiente alicaído en las últimas semanas

Hay muchos escenarios posibles para dentro de dos semanas, pero la lógica invita a pensar que el Cádiz B tiene muchas opciones de cumplir en su compromiso en casa con el Cabecense (domingo a las 12:00 también). El filial amarillo aventaja en un punto al Algeciras, así que sumar en Lepe daría al menos opciones de tener a tiro la primera plaza, aunque fuese compartida. Ganar dejaría como mínimo las cosas como están y en el mejor de los casos (tropiezo cadista) hasta la posibilidad de recibir a los cachorros de la Tacita en lo más alto.

Hablando de cuentas, el propio Asián confesó tras la victoria sobre el Guadalcacín que en su hoja de ruta no estaba el haberse puesto líder tan pronto, como ocurrió entre las diez primeras jornadas del campeonato. El técnico explicó que casi prefería llegar a este tramo al acecho y que en sus pensamientos el asalto a la cabeza estaba previsto en el mes de diciembre. Lo dijo, como suele hacerlo el coriano, en ese tono medio burlón, medio en serio.

De lo que no cabe duda es que todo el mundo en el Algeciras quiere ver al equipo a la cabeza del grupo X, afianzado tras superar su primer bache de la temporada. La visita a Lepe también supone un examen a esa reciente crisis. La reválida pasa por un estadio donde tradicionalmente cuesta salir airoso a pesar de que los aurinegros atraviesan un momento convulso y no terminan de despegar en la tabla.

Los albirrojos, además, sienten el aliento por detrás de sus perseguidores, equipos como la Lebrijana, el Sevilla C o el Gerena, que han visto su oportunidad ante la irregulairdad de gallitos como Ceuta, Sanluqueño o Arcos. Motivos y motivaciones sobran para ir a Lepe con el cuchillo entre los dientes, como se suele decir, aunque en este caso hay una gran taquilla en juego para una cita que reúne muchos atractivos, uno de ellos el regreso del exalgecirista Baldomero Hermoso Mere, el artífice del mejor Cádiz B de los últimos 25 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios